El escudo de Aragón – El árbol de Sobrarbe

Como lo prometido es deuda, empezamos hoy a recorrer los cuatro cuarteles del escudo de Aragón, uno por uno. Y el primero el árbol de Sobrarbe, que está en jefe y a diestra, o sea, en el lugar más importante del escudo.

Lo curioso es que para ser la imagen que ocupa ese espacio fue la última que se incorporó. ¿Veis esta foto que hay debajo? Es una de las dos enormes y magníficas piedras armeras que se hicieron en la primera mitad del siglo XV para la fachada de la Diputación del Reino (que estaba en la plaza de la Seo de Zaragoza, al lado del palacio arzobispal). En ellas está la cruz de Iñigo Arista, las barras y las cuatro cabezas de los reyes moros con la cruz de San jorge, pero el árbol de Sobrarbe… todavía no.

Mirad ahora estos dos grabados: el primero es de un libro de 1496 y el segundo de otro de 1499. Sólo han pasado tres años de uno a otro, pero algo importante ha cambiado, ¿no? Es la primera vez que aparece el escudo de Aragón ya como lo conocemos ahora, con el árbol de Sobrarbe colocado en el lugar principal.

Si os fijáis, lo que hay es una cruz sobre un árbol, probablemente un jeroglífico del nombre Sobrarbe (sobre el árbol), aunque Zurita, un historiador serio y riguroso donde los haya, proponía una explicación más lógica, al estar esta comarca sobre la sierra de Arbe. En cualquier caso vamos a fijarnos en esta sencilla imagen, pues lo que nos cuenta tiene todos los componentes para una buena historia: una batalla, un rey valiente y una aparición divina.

Cuentan las crónicas que habiendo conquistado los cristianos la villa de Aínsa se apresuraron a fortificarla para resistir el ataque del ejército musulmán. García Ximénez, que a raíz de este episodio se convertiría en primer rey de Sobrarbe, salió a su encuentro con el fin de proteger a la población, pero calculó mal sus fuerzas y se vio en un serio apuro. Sin embargo, no todo estaba perdido. Cuando ya pensaban que iban a sufrir una terrible derrota la salvación vino del cielo, pues vieron como una enorme cruz roja se posaba sobre una encina. La señal animó a los guerreros y les dio el coraje suficiente para ganar la batalla.

Volvemos ahora a ese segundo grabado que veíamos un poco más arriba, el que estaba a la derecha. No aparece en un libro cualquiera, sino en la “Crónica de Aragón” que escribió Fabricio Gualberto Vagad, la primera historia de Aragón que se imprimió. Fue nombrado cronista del Reino por Fernando el Católico para que escribiera su historia desde los primeros reyes de Sobrarbe hasta la muerte de Alonso V “el Magnánimo”. Sí, sí, habéis leído bien: los reyes (míticos, claro) de Sobrarbe.

Seguro que sabéis que cuando los musulmanes conquistaron la Península algunos cristianos se refugiaron en los valles del Pirineo, donde poco a poco se fueron organizando hasta dar origen a tres condados: Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, que con el tiempo se convirtieron en un reino que se llamó Aragón, Si esto fue así, ¿qué pasa con el reino de Sobrarbe? Pues que nunca existió, claro, pero a fuerza de repetirlo se convirtió en un mito, y ya sabéis que los mitos muchas veces tienen más fuerza que la Historia misma.

El condado de Sobrarbe

Se decía de aquellos cristianos que se refugiaron en el Pirineo que allí “fabricaron entre peñascos sus viviendas, a la manera de chozas de pastores, cubiertas de troncos y ramajes de árboles silvestres. Vagaban diseminados y en continuas escaramuzas con los moros, pero no lograban hacerse superiores a estos“. ¿Qué hicieron? Pues eligieron entre ellos un rey que les capitanease, pero no le dieron poder absoluto, sino que tenía que someterse a las leyes que hiciesen entre todos, y si no… podían cambiarle. ¿Qué os parece? Suena un poco raro que un rey de hace más de 1.000 años se dejase imponer esas condiciones, ¿no? Y la fórmula del supuesto juramento, todavía más: “Nos que valemos tanto como vos os hacemos nuestro rey y Señor con tal que nos guardéis nuestros fueros y libertades, y si no, no“.

Monumento a los inexistentes Fueros de Sobrarbe en Ainsa

¿Habíais oído alguna vez esa expresión de que en Aragón “primero fueron leyes y luego reyes“? Pues viene de ahí, de un mito que empezó a crecer en el siglo XV y que se consolidó en el XVI. ¿Por qué en ese momento? Pues por una razón muy sencilla: en toda Europa, y también en España, son años en los que los monarcas concentran cada vez más poder (hasta llegar a ser, con el tiempo, reyes absolutos). En Aragón eso significaba pasar de una forma de hacer política basada en el “pactismo” a otra basada en el “autoritarismo“. Los nobles estaban acostumbrados a negociar con los reyes en las Cortes, pero la nueva dinastía de los Austrias (que empieza con Felipe el hermoso, casado con Juana la loca, hija de los Reyes Católicos, y que continúa con su hijo Carlos) no estaba por la labor, así que… hubo que buscar un argumento para intentar ponerles límites. ¿Cuál fue? Pues que en Aragón “primero fueron leyes y luego reyes“, o sea, que la voluntad de los súbditos debía ser respetada por los reyes, y que esa era la esencia del Reino aragonés. Vamos, que poner el árbol de Sobrarbe en el lugar más importante del escudo no fue algo casual, ni mucho menos, sino una forma de pedir respeto a las costumbres y tradiciones aragonesas.

Cruz cubierta cerca de Aínsa

Lo mismo pensarían los diputados del Reino cuando en la segunda mitad del siglo XVII mandaron levantar un templete en el mismo lugar en el que se decía que había aparecido la cruz, aunque en época de Carlos III un temporal lo dejó tan mal que se hizo este que vemos en la foto y que podéis visitar a menos de dos kilómetros de Aínsa. Y aún hay más, porque seguro que habéis oído hablar de “La morisma“, ¿no? Pues es una representación en la que participa todo el pueblo de Aínsa y que narra aquellos hechos legendarios.

¿No os parece fascinante cómo se entremezclan historia y leyenda en una imagen que parece tan sencilla? Pues esto no ha hecho más que empezar, porque todavía nos quedan tres cuarteles en el escudo, cada uno de ellos lleno también de montones de historias. Si no queréis perdéroslas, podéis seguirnos entrando en http://www.facebook.com/identidadaragonesa o en twitter, @estatutoaragon. Y no olvidéis que estamos esperando todas las sugerencias que tengáis sobre los temas acerca de los cuales os gustaría que fuéramos escribiendo aquí.

Anuncios
Categorías: Historia y Arte, Símbolos de Aragón | 14 comentarios

Navegador de artículos

14 pensamientos en “El escudo de Aragón – El árbol de Sobrarbe

  1. Pingback: Aínsa, la villa medieval del Sobrarbe - La Mochila de Mamá

  2. Pingback: Símbolos de Aragón – El Justicia, mucho más que un mito | La identidad de Aragón

  3. Pingback: Símbolos de Aragón – Teruel, el toro y la estrella | La identidad de Aragón

  4. Pingback: Símbolos de Aragón – San Jorge y su dragón | La identidad de Aragón

  5. Pingback: Símbolos de Aragón – El primer mapa de Aragón | La identidad de Aragón

  6. Pingback: Simbolos de Aragón – Tierra de dragón | La identidad de Aragón

  7. Pingback: El escudo de Aragón – Las barras (II) | La identidad de Aragón

  8. Pingback: El escudo de Aragón – Las barras (I) | La identidad de Aragón

  9. Pingback: El escudo de Aragón – La cruz de Alcoraz (II) | La identidad de Aragón

  10. Pingback: El escudo de Aragón – La cruz de Alcoraz (I) | La identidad de Aragón

  11. Pingback: El escudo de Aragón – La cruz de Iñigo Arista | La identidad de Aragón

  12. Pingback: El escudo de Aragón | La identidad de Aragón

  13. Saputo Volador

    Impresionante esta narración y explicación de este “cuartel”.
    Hay un pequeño libro “de pocha” titulado “Aquers tiampos tan enrebullatos” de Ricardo Mur Saura, que cuenta la historia desde la invasión musulmana y sus motivos, años 708, hasta la batalla donde se aparece la cruz de fuego sobre una carrasca, año 758, pasando por la creación del monasterio de San Juan de la peña y los primeros pasos del Reyno d¨Aragón. Es muy interesante y expone estos hechos del “Vos mas que nos, pero nos, juntos, mas que vos”

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: