Una historia de colonos y de agua: el canal de Bardenas.

El 8 de abril de 1959 se inició una historia de colonización y de agua. Ese día, el agua comenzó a discurrir por el canal de las Bardenas saliendo desde el embalse de Yesa (Navarra) para regar el secano cincovillés. Para articular los nuevos regadíos, hacía falta crear nuevos núcleos de población donde se asentasen los nuevos agricultores: los tres primeros fueron El Bayo, Bardena del Caudillo (hoy Bardenas) y Santa Anastasia; después llegaron tres más: Valareña, Pinsoro y El Sabinar dentro del municipio de Ejea de los Caballeros. También se construyeron nuevos núcleos en Tauste (Sancho Abarca y Santa Engracia) y en Sádaba (Alera).

 

canalbardenas270109

 

Pero la historia de muchos de estos colonos se inició aguas arriba del canal. Dos meses antes de la puesta en marcha del sistema de riegos, las compuertas del embalse de Yesa se cerraron comenzando a inundar la población de Tiermas. Unas cincuenta familias se veían obligadas a abandonar su pueblo para comenzar en un nuevo núcleo aguas abajo. Cuentan que llegaron en un remolque a El Bayo y fueron los primeros, llegaron antes que la luz o el agua. Allí les esperaba el “lote”, que comprendía una parcela para cultivar, el huerto, la vivienda, algún animal (yegua y vaca) y herramientas. El inicio fue realmente duro, tuvieron que poner en marcha un territorio improductivo, seco y pedregoso.

Los núcleos trazados en mitad del desierto se fueron llenando de nuevas familias y la vida empezó. Los colonos llegaron de muchas partes, bajaron de Tiermas como ya hemos visto, pero también llegaron del propio municipio de Ejea de los Caballeros o del resto de las Cinco Villas y aledaños (Luna, Biota, Rivas, Sos, Uncastillo…). Además, llegaron pobladores afectados por otro embalse, el de la Tranquera, de Nuévalos, Carenas, Ibdes o de las aldeas inundadas de Cocos y Somed. Pero no sólo hubo colonos de Aragón, también llegaron extremeños, castellanos o andaluces que tras realizar trabajos en el canal, se quedaron como parte de esos nuevos colonos.

 

Colonos en Pinsoro

El canal estaba terminado y el embalse también, pero además de dar vida y “estrenar” esos nuevos pueblos antes de iniciar el cultivo de los campos había que construir la red de acequias secundarias e hijuelas que llevarían el agua hasta el último rincón de la zona regable. El trabajo fue duro, pero mereció la pena. En años posteriores, y para mantener la viabilidad del sistema, se construyeron centrales hidroeléctricas o embalses de regulación interna, como los de El Ferial, Malvecino o Laverné.

 El regadío trajo nuevos productos y nuevas formas de desarrollar la agricultura. A los tradicionales campos de cereal, se sumaron cultivos herbáceos extensivos como el maíz, la alfalfa o el girasol y también cultivos hortícolas como tomate o pimiento. El arroz ha protagonizado en los últimos años un impulso considerable y está siendo muy valorado por su calidad. En la actualidad es el cultivo de la vid el que renace tímidamente en Cinco Villas con el establecimiento de varias bodegas y la producción de vinos bajo la denominación de Vinos de la Tierra Ribera del Gallego-Cinco Villas.

 

Image26

Fábrica de Alfalfa en Pinsoro

La Casa del Colono.

Desde hace poco tiempo, acercarnos a lo que fue esta historia de superación colectiva es mucho más fácil. En El Bayo, se puede visitar la Casa del Colono, un espacio que pretende servir de homenaje a todos aquellos que iniciaron esta aventura. Pincha aquí. En este centro de interpretación se pretende dar a conocer cómo fue el proceso de colonización, poniendo en valor el modo de vida de sus habitantes. Utilizando numerosos soportes audiovisuales, el museo quiere pone el foco en ese proceso y en su más que estrecha relación con el embalse de Yesa y el funcionamiento del Canal de las Bardenas.

 

casa-del-colono21

Casa del Colono en El Bayo

El centro también pretende ser un punto de encuentro para los estudiosos o interesados en un proceso que tuvo lugar en diferentes puntos de España y que en Aragón llegó a crear unos 30 pueblos de colonización.

El Bayo se encuentra a unos 15 kilómetros del núcleo principal de Ejea, dirección Sábada. Antes de acercarse, hay que solicitar cita previa en los teléfonos 876 637 603, 654 919 633 o en el correo electrónico dirección@aquagraria.com. Este museo es el homenaje a esos pueblos de colonización, hoy llamados “pueblos del agua”, que se inscriben dentro del municipio de Ejea de los Caballeros, conformando uno de los más grandes de Aragón. La vida en estos núcleos ha cambiado mucho en los últimos 50 años, aunque su actividad económica principal sigue siendo la misma: la agricultura. Eso sí, con una modernización inimaginable allá por 1959.

Descárgate el folleto pinchando aquí.

 

La Comunidad General de Regantes del canal de Bardenas.

A día de hoy el canal es un complejo sistema de infraestructuras hidráulicas que da servicio a 24 comunidades de regantes de base, englobadas todas en la Comunidad General. El canal tiene un recorrido de 132 kilómetros y riega unas 85.000 hectáreas, de las que 19.000 se encuentran en Navarra y 66.000 en la provincia de Zaragoza. Además, desde hace algún tiempo la ciudad de Zaragoza y su entorno se ve también abastecida de agua de boca, aunque de forma parcial e intermitente, mediante la acequia de Sora.   

 

Muerto encontrado en el canal cerca de Erla / 2-07-09 / Foto: Esther

Canal de las Bardenas

 

El futuro de los colonos

 En el año 2009, se celebraron por todo lo alto los 50 años del canal de las Bardenas. Numerosos actos tuvieron lugar para recordar un hecho que cambiaría para siempre el aspecto y el desarrollo de la comarca entera.

 En la actualidad, los pueblos de colonización se encuentran ante un futuro incierto. Los más jóvenes abandonan el campo y el pueblo para vivir en el núcleo principal de Ejea o en otras ciudades más grandes como Zaragoza. Esto supone un abandono de los campos que, por otra parte, no dan la rentabilidad económica de épocas pasadas.

 

Image33

Colonos de Pinsoro

 

Además de estos problemas que afectan en general al campo aragonés y español, existen problemáticas propias como la falta de financiación o insuficientes servicios. Tras la absorción de estos núcleos por ayuntamientos ya existentes, como sucedió en el caso de Ejea de los Caballeros, se crearon grandes municipios muy diseminados y donde es mucho más costoso implantar y mantener servicios, comunicaciones, etc.

Otra de las viejas reivindicaciones del canal de Bardenas y de sus gestores es la ampliación del embalse de Yesa. Se trata de un tema controvertido, al que se oponen ciertos sectores sociales por sus afecciones en el medio natural y sobre poblaciones como Artieda. Para los regantes de Bardenas es la solución para conseguir más zona de regadío y abastecer de agua de boca con solvencia a Zaragoza y su entorno.

 

Celebración de los 50 años del canal en Ejea de los Caballeros

 PARA SABER MÁS:

  • BLAZQUEZ, Carlos: Agua y tierra. 50 años del Canal de Bardenas. Edita Acualis. Zaragoza, 2009.
  • GUARCH, José: Los colonos pioneros de las Bardenas : Bardena, Santa Anastasia, El Bayo, Pinsoro, Valareña, Sabinar. Ed. Ayto. de Ejea. Ejea de los Caballeros, 1992.
  • SABIO, Alberto (Coord.): Colonos, territorio y Estado. Los pueblos del agua de Bardenas. Ed. Institución Fernando el Católico. Zaragoza, 2010.

 

LOGO Presidencia

 

 

Anuncios
Categorías: Claves de la Historia, Historia y Arte | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: