El matrimonio y su economía. La escritura notarial de capitulaciones matrimoniales

En Aragón, el matrimonio está regulado no solamente por nuestro derecho foral, sino además por las normas generales del Código Civil, porque la Constitución reserva al estado central, la competencia exclusiva sobre las formas del matrimonio y por tanto proceden de las Cortes Generales todo lo relativo a separación y divorcio.

Dicho esto, hay que advertir que el matrimonio representa la unión estable de dos personas, compartiendo un proyecto de vida en común y conlleva una serie de consecuencias para los cónyuges, tanto personales, como patrimoniales y económicas.

En concreto y desde un punto de vista PERSONAL, los cónyuges tienen el deber: a) de respeto mutuo en relación a los derechos individuales de la otra persona, b) de ayuda mutua y satisfacción de las necesidades familiares del hogar y los hijos, c) de convivencia, lo que supone unidad de techo, lecho y mantel, con determinación de domicilio familiar, d) de fidelidad y exclusividad en las relaciones sexuales. En definitiva, uno y otro cónyuge deben actuar en interés de la familia, evitando todo aquello que pudiera perjudicarle.

novios ansotanos

Los dos cónyuges son iguales en derechos y obligaciones responsabilizándose en la crianza y educación de los hijos. Ambos asumen conjuntamente la dirección de la vida familiar y puedan exigirse una información suficiente y periódica, para que se adopten las decisiones que procedan, tanto desde el punto de vista económico, como de otra índole.

Las consecuencias del matrimonio se extienden también a la ECONOMÍA, siendo imprescindible que los contrayentes decidan cómo debe contribuirse al sostenimiento de los gastos comunes. Si desde el punto de vista personal actúa el principio de igualdad, desde el punto de vista patrimonial y económico actúa el principio de libertad.

No solamente deben contribuir a los gastos los cónyuges sino también los hijos, cualquiera que sea su edad, de acuerdo con sus posibilidades y mientras convivan con sus padres.

El principio de libertad de pactos hace posible que sean los propios cónyuges los que establezcan la economía del matrimonio, a través de las denominadas CAPITULACIONES MATRIMONIALES, exigiéndose escritura notarial, dada su trascendencia.

Pero en esa escritura de capitulaciones, pueden intervenir, además de los futuros cónyuges, otras personas, como los padres o tutores, disponiendo de todo o una parte del patrimonio familiar, previendo los posibles fallecimientos y el destino de las herencias. Hay que destacar en efecto, que en Aragón, siempre se ha querido proteger el futuro de “LA CASA FAMILIAR” a través de pactos y diversas instituciones que arrancan de la Edad Media y se han mantenido hasta hoy como son la viudedad, el pacto sucesorio, la legítima colectiva o el acogimiento entre otros.

matromonio maduro

Las capitulaciones matrimoniales podrían otorgarse antes y durante el matrimonio y también modificarse las ya otorgadas, pero siempre y necesariamente en presencia de Notario.

Siendo indiscutible que el matrimonio deba tener una economía, si nada hubieran pactado los interesados a través de capitulaciones matrimoniales, será la ley quién deba decidir las reglas básicas de la convivencia, entre dos sistemas básicos como son el de comunidad o consorcio conyugal y el de separación de bienes.

Dado que la Comunidad Autónoma de Aragón está dotada de competencia exclusiva, para regular tanto el régimen económico del matrimonio, como las capitulaciones matrimoniales, el Código de Derecho Foral es claro y contundente. En defecto de pacto entre los cónyuges en Aragón, se aplica el “RÉGIMEN DE CONSORCIO CONYUGAL”.

En el caso de que tan solo uno de los cónyuges esté sujeto al derecho aragonés y nada se pacte, el matrimonio se regirá por la ley correspondiente al lugar en el que ambos fijen la residencia habitual.

LOGO Presidencia color

Anuncios
Categorías: Derecho foral | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “El matrimonio y su economía. La escritura notarial de capitulaciones matrimoniales

  1. conxi cabello solanas

    Sres:
    En Aragón si no voy equivocada existe el régimen de gananciales, al mori uno de los contrayentes del matrimonio, todo pasa al otro, pero qué pasa con los hijos.
    Y en el caso de que un de los dos conyuges herede todo, quién regula en cómo debe ó puede gastarlo para que el heredero no se quede sin nada. Teniendo en cuenta que uno de los progenitores en este caso la madre esta con una enfermedad muy grave y que el padre esta siendo infiel a la misma, con documentación que lo acredita e incluso se ha dado el caso de intento de desestableción o mal cuiado del mismo mezclandole pastillas que le han llevado a delirios y desorientación, asi como problemas en el higado.
    Dada la importáncia del caso me gustaria una respuesta clara para poder tomar las medidas necesárias para acabar con esta situación tan desagradable y grave.
    Grácias por adelantado

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: