El Retablo de la Seo por San Valero

Este próximo miércoles celebramos la festividad de San Valero. En esta fecha tan señalada la Seo del Salvador de Zaragoza se viste de gala para celebrar misa solemne en honor del patrón de la ciudad y recibir a los fieles que entren a venerar sus milagrosas reliquias. Y como todos los años permanecerá abierta todo el día para que pueda ser visitada libremente. Por eso, hemos decidido contribuir nosotros también a participar de la fiesta, y desde este blog os invitamos a descubrir su joya más valiosa: el Retablo Mayor de la Seo del Salvador.

image_gallery[5]

Interior de la Seo (Fuente: Patrimonio Cultural de Aragón)

Si vais a estar este próximo día 29 en la ciudad de Zaragoza no deberíais dejar pasar la oportunidad de visitar la Seo. San Valero es una de sus festividades más importantes y en esta jornada la catedral presenta un aspecto muy diferente.  Contrariamente a lo que ocurre en los días comunes, en los que sólo se abre para los turistas, el día de San Valero es un hervidero de gentes. En su interior se concentra una multitud en la que se mezclan curiosos y devotos, generando una estampa poco común, que nos remite a tiempos antiguos en los que este viejo templo era un lugar de culto vivo y abierto a los fieles.

Entrar en la Seo de Zaragoza, y especialmente en este día, es una experiencia emocionante para los sentidos. Las dimensiones del templo, la esbeltez de sus columnas, la belleza de sus techos, de sus pinturas y de sus esculturas, deslumbran al visitante. A todo ello se suma el murmullo de la multitud y el olor a incienso, que pueden trasladarnos a un mundo de sensaciones que solo son posibles en lugares tan especiales como las catedrales.

image_gallery[4]

Presbiterio de la Seo (Fuente: Patrimonio Cultural de Aragón)

Sin lugar a dudas, el momento más intenso de esta aventura estética se produce cuando el visitante contempla el extraordinario retablo que decora el altar mayor de la Seo; una deslumbrante conjunto de relieves de enormes dimensiones bajo el cual, ciertamente, uno puede llegar a sentirse abrumado por tanta belleza y suntuosidad.

Una sensación que no resulta extraña si entendemos que estamos ante el mueble que fue diseñado para decorar el lugar más sagrado de la Seo, catedral que durante siglos fue el templo de mayor dignidad en Aragón. Y además, el espacio en el que tenían lugar las celebraciones más importantes del Reino, entre las que destacaban las coronaciones de los reyes de la Corona de Aragón.

retablo-g[1]

Retablo de la Seo (Fuente: IES Elaios)

Como no podía ser de otra manera, un retablo tan extraordinario tuvo que deberse a la iniciativa de un personaje igual de extraordinario; don Dalmau de Mur, que fue arzobispo de Zaragoza entre 1431 y 1456. Este personaje clave en la historia de la Seo inició una serie de reformas para embellecer el templo fruto de su gran sensibilidad hacia el arte y su decidida labor como mecenas. Además de encargar un nuevo retablo, don Dalmau también pagó de su bolsillo la sillería del coro. Y es precisamente allí, justamente en el centro del templo, en un sepulcro bajo una plancha de bronce, donde descansan sus restos.

12 Sotabanco, Ángel con armas Don Dalmau de Mur[1]

Escudo de Dalmau de Mur en el retablo (Fuente: epilarte2.blogspot)

La obra del nuevo gran retablo fue encargada a Pere Johan, un escultor muy reconocido en su época, con quien ya había tenido oportunidad de trabajar en la catedral de Tarragona. Concretamente en la realización de un retablo dedicado a Santa Tecla. Sin embargo, en la obra también intervinieron otros escultores como Franci Gomar y especialmente el maestro Ans Piet  d´Ansó a quien le fueron encargadas en 1467 las tres grandes composiciones que vemos en la parte central. Un escultor del que sabemos muy poco pero que seguramente era de origen alemán. Motivo por el cual se ha querido relacionar con su origen el hecho de sus personajes luzcan cabellos y barbas rubias. Aunque no hay nada serio en esta afirmación.

La escena principal del retablo es una preciosa representación de la Epifanía, es decir, el nacimiento de Jesucristo, el Salvador del mundo. Como ya sabemos todos, los hechos se desarrollan en Belén, pero en este caso, el niño Jesús, a diferencia de lo que afirman las escrituras, no está depositado en un pesebre sino que permanece en el regazo de la Virgen María, y sujeta una moneda con sus manos. San José queda a la derecha de la escena y tras ellos asoman el buey y el asno que, según la tradición basada en las profecías de Isaías, acompañaron a la Sagrada Familia en el parto. Animales que simbolizan la falta de entendimiento de los hombres ante el nacimiento de su Salvador.

adoracion%20de%20los%20Magos[1]

Epifanía (Fuente: IES Elaios)

A la izquierda se ubica la adoración de los Reyes Magos que han llegado en unos camellos que más bien parecen caballos con el cuello largo. Detalle que pone de manifiesto el escaso conocimiento de la fauna animal que tenían las personas en la Edad Media. Cada uno de los reyes viene a encontrarse simbólicamente con Dios y trae presentes al niño. Y representan además las edades del hombre (Mechor: anciano, Gaspar: adulto,  Baltasar: joven). Algo propio de las representaciones medievales.

Presidiendo toda esta escena aparecía una imagen de Dios padre con las manos abiertas (hoy en Barcelona) que fue sustituida en torno a 1473 por un óculo, es decir, una ventana en forma de circulo que servía de expositor para el sagrario. Lo que convierte al retablo en una gran custodia para la forma. Una innovación que fue todo un éxito y que fue imitada en muchos retablos posteriores; convirtiéndose en una singularidad de los retablos aragoneses.

transfiguracio[1]

Transfiguración (Fuente: IES Elaios)

A la izquierda de la Epifanía encontramos una representación de la Transfiguración. Se trata del episodio evangélico que narra cómo Jesucristo mostró por primera vez su divinidad. Lo hizo en lo alto del monte Tabor y en presencia de sus tres discípulos más queridos (Santiago, Pedro y Juan) que ocupan la parte inferior de la escena. En el centro Jesús, acompañado por Moisés y el profeta Elías, proyecta una luz cegadora que es evocada con una corona de llamas de fuego. A la derecha reconoceremos rápidamente una representación de la Ascensión en la que vemos a Jesucristo en compañía de dos ángeles elevándose por encima de las cabezas de la Virgen y los discípulos.

ascension[1]

Ascensión (Fuente: IES Elaios)

Aunque estas tres grandes escenas monopolizan toda la atención, en la parte inferior del retablo (el banco) también encontraremos unos delicados relieves tallados por Pere Johan que rinden homenaje a los santos locales más importantes: San Lorenzo, San Valero y San Vicente. Son cuatro escenas separadas por tres preciosos bustos relicarios de estos mismos santos entre los que destaca el central, que representa a San Valero. Al parecer se trata de un retrato del mismísimo Papa Luna y conserva en su interior el cráneo milagroso de San Valero.

395265_365896403437360_1584832558_n[1]

Busto relicario de San Valero

A la izquierda contemplaremos el martirio de San Lorenzo en la parrilla. A la derecha el juicio de San Vicente y también la escena de su cuerpo muerto y abandonado en el muladar a las afueras de Valencia. Y entre ellas encontraremos el relieve que narra  la famosa sanación de una endemoniada obrada milagrosamente por el cráneo de San Valero a su llegada a la Seo. Una maravilla plagada de hermosos detalles como el dragón que sale del pecho de la joven endemoniada, o la imagen del notario que toma nota detallada para dar fe todo lo acontecido.

09 Milagro de las reliquias de San Valero[1]

Milagro del cráneo de San Valero (Fuente: epilaarte2.blogspot)

El retablo de la Seo es una de las joyas más importantes del arte medieval europeo por su monumentalidad, su ejecución y, especialmente, por el magnífico estado de conservación de la policromía que decora sus figuras. Un maravilla que no podéis dejar de descubrir y disfrutar.

LOGO Presidencia color

Anuncios
Categorías: Historia y Arte, Joyas del Patrimonio | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: