La sucesión por causa de muerte

La herencia tiene en Aragón muchas especialidades como consecuencia de instituciones como la viudedad foral aragonesa, la fiducia y también porque la legislación pretende una máxima protección de la casa, como conjunto de fincas, ganados y útiles, que aseguran la continuidad y perpetuación de una familia, a través de generaciones sucesivas.

aljaferia dos

Pero antes de entrar en ello, sí que conviene enunciar varias ideas fundamentales relativas al QUÉ, QUIÉN, CÓMO Y CUÁNDO DIFERENCIANDO TAMBIÉN HEREDEROS Y LEGATARIOS:

– respondiendo al “QUÉ”, diremos que la herencia comprende bienes y derechos de contenido patrimonial y económico, excluyéndose los que no tienen ese carácter como son los derechos políticos, de la personalidad o que corresponden al estado civil y de familia.

– respondiendo al “QUIEN” señalaremos que la sucesión es un acto personalísimo de la persona física correspondiente, para disponer de su patrimonio después de su muerte, con la particularidad de que en Aragón puede disponer de su herencia, no sólo el propio interesado sino además, otra persona que se denomina fiduciario, y que normalmente será el cónyuge. Además de bienes y derechos pueden incluirse aspectos personalísimos como la salvaguarda del honor, reconocimiento de hijos, etc.

– respondiendo al “CÓMO” indicaremos que la organización del destino y distribución de bienes y derechos para el momento del fallecimiento, puede realizarse voluntaria y libremente por la persona, mediante testamento o pacto sucesorio o si nada dice, mediante ley, porque en ningún caso podría quedar en el aire su patrimonio, luego convertido en herencia.

En este sentido se distingue la sucesión paccionada, testamentaria y legal, debiendo advertirse que tanto en los testamentos como en los pactos sucesorios, deberá respetarse la legítima de los descendientes. Las tres formas son compatibles, de modo que podría transmitirse una parte en pacto sucesorio, otra parte en testamento y dejar el resto para que se aplique conforme a la ley.

– respondiendo al “CUANDO” señalaremos que el proceso de adquisición de la herencia, se inicia con el fallecimiento, ofreciéndose a determinadas personas la posibilidad de aceptar o repudiar. Partiendo de que la herencia tendrá normalmente efectos beneficiosos se presume la aceptación, sin especiales formalismos, aunque no bastaría para que se considerara aceptada con la mera administración de los bienes. Sin embargo, la repudiación o renuncia necesariamente debe acreditarse mediante escritura pública o mediante escrito dirigido al juez competente.

Desde el fallecimiento hasta la aceptación puede pasar un tiempo más o menos largo durante el cual la herencia está yacente.

– pueden heredar todas las PERSONAS FÍSICAS NACIDAS O CONCEBIDAS al tiempo del fallecimiento y que sobrevivan al causante; INCLUSO los hijos del causante nacidos de FECUNDACIÓN ASISTIDA POST MORTEM, con su material reproductor, que se consideran concebidos, siempre que se cumplan los requisitos debidos. Podrían ser incluso los todavía no concebidos o futuras fundaciones cuya constitución se prevé.

– pero no sólo es necesario sobrevivir, sino además no incurrir en causa de indignidad o desheredación por haber atentado contra la vida del fallecido o ser padres que abandonaren, prostituyeran o corrompieran a sus descendientes, etc…

carlos moncin      0003

– vamos ahora a diferenciar HEREDERO Y LEGATARIO.

El heredero de algún modo es un continuador de la personalidad del fallecido tanto desde el punto de vista patrimonial como extra patrimonial. Sucede en bloque y a título universal en un conjunto de cosas y derechos del fallecido subrogándose y sustituyendo a éste en las obligaciones que tuviera y cumpliendo las cargas que le impusiera. Además debe entregar los legados a los beneficiarios que el fallecido hubiera señalado, pero debe advertirse que responde exclusivamente con los bienes que reciba de la herencia, no con sus bienes propios.

El legatario adquiere bienes y derechos concretos y en Aragón puede tomar posesión directamente de lo que el causante hubiera transmitido, sin esperar a que sean los herederos quienes realicen la entrega.

– pueden existir en el tema de la herencia, muchos PROBLEMAS y la ley aragonesa trata de solucionarlos en la medida de lo posible. En este sentido indica que la expresión hijos comprende si nada se aclara, a todos los matrimoniales, no matrimoniales o adoptivos vivan o estén concebidos en el momento del fallecimiento. También que el llamado a la herencia queda sustituido por sus descendientes, si se trata de la línea recta descendente, pero no en la ascendente. En la línea colateral sólo se acepta la sustitución, si se trata de descendientes de hermanos.

LOGO DE PRESIDENCIA AUTORIZADO EL 12 DE JULIO 2013

Anuncios
Categorías: Derecho foral | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: