El dragón en Aragón

Entre las teorías sobre el origen de la palabra “Aragón”, existe una que se refiere a un animal que, aunque supuestamente mitológico, aparece en todas las culturas del mundo. Hay quienes consideraron que, por el parecido, la palabra “dragón” podría tener alguna relación con el nombre que se le dio a nuestra tierra. Dado que los reyes aragoneses utilizaban en su cimera la figura de esa criatura, se hizo la relación. O quizá, dicen otros, fue un mote que partía de esa similitud fonética. De “los de Aragón” a “los del dragón” hay muy poca diferencia.

Piedra armera de los cuarteles de Aragón que se puede ver en el Museo de Zaragoza

Piedra armera de los cuarteles de Aragón y cimera de dragón que se puede ver en el Museo de Zaragoza (Fuente: Museo de Zaragoza)

Utilizado por primera vez por Pedro IV “El Ceremonioso” en su reinado entre 1336 y 1387, el dragón sobre el casco era un distintivo destacado del monarca en sus apariciones públicas. Un emblema heráldico que pronto se comenzó a utilizar, también, en los símbolos propios de los territorios en los que ejercía su poder. De esta forma, la figura del dragón como símbolo de la dignidad real, no sólo aparece junto a la señal cuatribarrada que también definía a los reyes, sino que la encontramos especialmente destacada sobre las representaciones más antiguas de nuestro escudo.

Pero aparte de en nuestros símbolos, los dragones también aparecen con fuerza en leyendas aragonesas. Historias de fieras bestias que aterrorizan a poblaciones enteras y que deben ser combatidas por héroes o con artimañas propias de la sabiduría popular. En realidad, el dragón es muchas veces la metáfora del mal, como una versión más temible de la serpiente del paraíso, el mismísimo diablo. Hace el papel de antagonista en historias con claro trasfondo religioso, muy del estilo de la gran hazaña de nuestro patrón San Jorge frente al dragón que acosaba a la ciudad libia de Silene. El relato creado por Jacopo della Voragine en el siglo XIII, en su recopilación de “Vidas de los Santos”, acaba con la conversión cristiana de una ciudad entera como fórmula para acabar con la criatura maligna. Es el final habitual de muchas historias creadas y difundidas en sociedades que, como la nuestra, estaban dominadas por los dogmas de la cristiandad. De hecho, San Jorge no es el único Santo que luchó contra dragones: en muchos altares aragoneses encontramos también las figuras de San Miguel, especialmente, o en algún caso a Santiago, en lucha contra una de esas criaturas.

Acto del Vencimiento del dragón por San Jorge en Alcañiz

Acto del “Vencimiento del dragón” por San Jorge en Alcañiz (Foto: La Comarca)

 

Además de en historias sagradas, los dragones podrían haber tenido presencia real en Aragón. Al menos así lo cuentan las leyendas tradicionales. El mismo Rey Pedro III descubrió un dragón en la cima del monte Canigó, en los Pirineos. Sólo él se atrevió a subir a una cumbre oculta entre rayos y truenos. Allí encontró un ibón y, al arrojar una piedra al agua, surgió del fondo un enorme dragón volador que dio vueltas por encima del monarca.

También conocemos la historia del dragón de Siresa, que cuenta que en un monte cercano a ese núcleo oscense un pastor vigilaba a sus ovejas cuando éstas se mostraron de repente inquietas y empezaron a dar saltos y a silbar. Entre ellas apareció un dragón en busca de una persona a quien devorar y el pastor y su perro corrieron hacia el Monasterio de San Pedro, buscando cobijo en lo sagrado. Detrás de ellos oían los bufidos del dragón, cada vez más cerca. Pero pastor y perro consiguieron entrar en el monasterio y el dragón, sabiendo que no podía seguirles adentro, se enfadó tanto que golpeó con su cola la pared, marcando la piedra con una huella que aún hoy puede verse como testimonio de su paso .

El Monasterio de San Pedro de Siresa donde no pudo entrar el dragón

El Monasterio de San Pedro de Siresa donde no pudo entrar el dragón. (Fuente: amantesdearagon.com)

 

También como testimonio de una batalla contra un dragón ha quedado la Baronía de Escriche, un núcleo de catorce masadas que pertenecen al municipio turolense de Corbalán. Cuentan que todas ellas pasaron a manos de un caballero que fue nombrado barón la gran valentía y destreza que demostró a la hora de matar un furioso dragón que aterrorizaba a toda la zona. Una vez libre de la amenaza, el rey consiguió repoblar la zona y le dio a este guerrero todas las tierras por las que podía pasar con su caballo en un día.

Es curiosa, posiblemente única, la historia del dragón de la localidad turolense de Bronchales. Dicen que no era especialmente cruel, porque no mataba, pero sí era dueño de una glotonería muy molesta. Su arma eran sus ojos, con los que conseguía embrujar a los que le miraban. Sus víctimas eran los pastores, a los que en lugar de comer el rebaño les robaba las meriendas, o las mujeres recién paridas, de quiénes deseaba la leche maternal que robaba directamente de sus pechos. Cuentan que, hartos de aquellos robos, los de Bronchales rodearon su cueva con leña y le prendieron fuego. Nadie sabe que pasó con el dragón, porque nunca más se supo de él. Quizá aguarde bajo tierra para volver a molestar a los vecinos.

¿Es esta formación rocosa el lomo del Dragón de Bronchales

¿Es esta formación rocosa el lomo del Dragón de Bronchales? (fuente: bronchales.blogia.com)

 

Curiosamente las cualidades del dragón de Bronchales se asemejan mucho a las que la cultura popular aragonesa le ha atribuido a las serpientes. Al fin y al cabo, a ambos animales se les trata tal que primos hermanos o como fruto de una evolución natural. Incluso se habla de una especie de dragones con forma de serpiente que tenían poderes hipnóticos. Así es, por ejemplo, el dragón que se esconde en la mítica Peña Oroel. Hechizaba con su mirada a sus víctimas y ellas le seguían hasta su cueva, donde eran devoradas. Las antiguas crónicas sitúan la gruta en una pared rocosa hasta la que llegó un soldado que había cambiado su condena a muerte por la oportunidad de matar a la bestia. Y aseguran que lo hizo gracias a un espejo en el que la bestia fue sorprendida al mirarse a sí misma. Las leyendas también aseguran que en la Raja Os Moros, una sima en la cercanía del pueblo deshabitado de Escartín, habitan innumerables dragones con forma de grandes serpientes que, dicen, son malos espíritus.

Saint George and the Dragon - Paolo Uccello (National Gallery)

La representación de Paolo Ucello del dragón que mató San Jorge. (fuente National Gallery)

 

Respecto a medidas contra estos animales, la cultura popular aragonesa señala que el gallo tenía suficiente poder como para contrarrestar sus poderes mágicos. Pero, además, los tréboles de cuatro hojas, las rogativas y amuletos varios, contribuían al afán del hombre por atraer la suerte y alejar a esos monstruos horribles que también han dejado su huella en Aragón y que ahora ya no se ven, pero se siguen nombrando, casi siempre para referirse a las salamanquesas que trepan por las paredes en verano.

Dragon

Logotipo con el dragón.

El dragón sigue, de hecho, tan presente en un nuestro universo colectivo que incluso hubo quien quiso, no hace mucho tiempo, convertirlo en el animal que representa a los aragoneses. Se creó un diseño y se distribuyeron miles de pegatinas para pegar en la parte trasera de los coches, como una identificación que muchos aceptaron. Aún más, el logotipo de nuestra página representa, sin ir más lejos, a un dragón con los colores de nuestra bandera. Así que está claro que la relación, sea cuando sea su comienzo, existe. Y quién sabe si es el dragón el que nos dio nombre o si, incluso, aún se oculta alguno en nuestra tierra.

LOGO DE PRESIDENCIA AUTORIZADO EL 12 DE JULIO 2013

 

Anuncios
Categorías: Historia y Arte, Símbolos de Aragón | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: