Un recorrido entre pantanos: el conjunto religioso-militar de Samitier

Entre los pantanos de Mediano y de El Grado, en el estrecho de Entremón, se levanta sobre el tiempo a más de ochocientos metros de altura y con casi mil años de historia el conjunto del castillo de Samitier o castillo de Monclús. Hoy el lugar es de una belleza cautivadora que nos permite contemplar el viejo reino de Sobrarbe, desde la peña Montañesa hasta Monte Perdido, desde Muro de Roda hasta el biello Sobrarbe; pero antiguamente fue la atalaya que sirvió para proteger y vigilar la frontera. Contiene los restos del castillo y, restaurada hace pocos años, la iglesia-fortaleza consagrada a los santos Emeterio y Celedonio.

SAMITIER GENERAL

Vista del conjunto sobre el estrecho de Entremón. Fuente: http://www.excursionesporhuesca.es

La excursión es fácil, aunque siempre en ascenso, y no es muy recomendable para personas con vértigo. Subir hasta los restos de la iglesia, sentirse en un lugar histórico de la edad media aragonesa y las extraordinarias vistas, bien merece el esfuerzo.

FOTO ANTIGUA

Vista de la iglesia antes de la restauración. Fuente: http://www.turismosobrarbe.com

Si vamos desde Barbastro, seguiremos la A-138 dirección a Aínsa. Tras pasar Abizanda, con su espectacular torre, no dejaremos la carretera hasta llegar a Samitier (hoy municipio de La Fueva). Allí, podremos aparcar el coche y, antes de ponernos en marcha, recorrer sus calles y descubrir la iglesia de San Miguel, del siglo XVII, y la torre campanario de San Vicente, del siglo XVI, con planta cuadrangular y compuesta de cuatro cuerpos. La torre fue construida con una doble función: religiosa y defensiva. De este tipo, contamos en Sobrarbe con numerosos ejemplos, como la de Coscojuela de Sobrarbe, Mediano, Sieste, Guaso, Morillo de Monclús, Morillo de Tou, Muro de Roda, entre otras. De la iglesia, a la que pertenecía, no se han conservado restos.

???????????????????????????????

Vista del embalse y presa de Mediano

Una media hora nos separa de nuestro destino. Como hemos dicho, la subida es sencilla y entretenida. A la mitad del recorrido, nos encontraremos con la ermita gótica de santa Waldesca, que data del S.XVI, y que se restauró a mediados de los noventa, a la vez que el conjunto de Samitier, salvándola de su desaparición. El agua de Mediano nos acompañará y su contemplación desde lo alto será uno de los premios. Como recuerdo imborrable de otra época, la torre de la iglesia del viejo pueblo de Mediano se resiste de ser engullida totalmente por el agua y testimonia que allí hubo un pueblo a la ribera del Cinca.

???????????????????????????????

Ermita de Santa Waldesca

Y es que son muchas las historias y leyendas que se cuentan. En torno al estrecho de Entremón, hoy presidido por la gran presa de Mediano, estaba el puente del diablo, hoy destruido por las obras hidráulicas y que ya en el siglo XVII era conocido por sus leyendas en torno al diablo como se relata en el libro Aragón Mítico-legendario:

“La leyenda relata que Pedro pactó con el diablo la entrega de su alma cuando muriese, a condición de que construyese un puente, pero la obra debía finalizarse en una noche, antes de que cantase el gallo. Pedro engañó al diablo haciendo cantar a este animal con la luz del candil y el diablo perdió la apuesta, dejando sin colocar la última piedra del puente.”  

 Lo cierto es, que más allá de quien fuera el arquitecto, este puente era de gran importancia en el lugar, porque unía el valle del Cinca con el de la Fueva por el lugar de máxima estrechez. Esto hacía de este punto un lugar muy peligroso para los nabateros que, antes de la construcción de los embalses, bajaban con sus embarcaciones por el Cinca.

???????????????????????????????

Vista actual del estrecho de Entremón con la actual carretera

 

 Volviendo a nuestro protagonista de hoy, el conjunto religioso-militar de Samitier, la construcción más destacada es la iglesia, tanto por su tamaño, totalmente inusual en un conjunto de carácter defensivo, como por la localización y su calidad artística. Se trata de un edificio realizado en sillarejo, compuesto de tres naves y tres ábsides orientados al este, con una cripta y con una torre adosada a los pies que se integraría en el muro del recinto de la que solo conservamos el arranque. Presenta un exterior muy austero en el que solo destacan sus tres ábsides. La primera referencia escrita pertenece a la cancillería del rey Ramiro I, en 1055, en una delimitación de sus posesiones; aunque su construcción podría ser anterior, en torno a 1030-1040, en tiempos de Sancho III el Mayor, el cual fortificó la frontera cristiana frente a los musulmanes. En este contexto encontramos otras construcciones que comparten características como las de Abizanda, Troncedo o San Martín de Buil.

???????????????????????????????

Vista general de la iglesia.

 La cripta se encuentra bajo la nave sur y contaba originalmente con una entrada mediante escaleras por la zona de los pies. Al parecer, fue iniciada por maestros lombardos aunque su proyecto no llegó a culminarse ya que la factura del resto del edificio es diferente.

???????????????????????????????

Cripta de la iglesia de San Emeterio y Celedonio.

 El enclave fue de gran importancia en la primitiva frontera de Sobrarbe y Ramiro I encargó su custodia y culto de la iglesia a una comunidad de monjes-soldado en un anticipo de lo que más tarde serían las órdenes militares, siendo una de las construcciones románicas más antiguas de la comarca.

???????????????????????????????

Vista actual de la iglesia.

Las características defensivas priman, frente a las estilísticas. Así, la puerta original abre en alto en el muro, pero fue cegada y hoy es una ventana. El vértigo desaparece al abrir la pequeña puerta de madera que hoy nos permite entrar a un espacio de piedra, que transmite sobriedad y abandono. Solo queda algún resto de pintura popular, la decoración, si algún día la tuvo, hoy ha desaparecido. Esa puerta, en arco de medio punto, nos traslada al Medievo, donde imaginamos a los monjes-soldado llevar unas austeras vidas en un lugar sobrecogedor. Un remanso de paz y reflexión, roto por las duras inclemencias meteorológicas y por los continuos ataques enemigos.

???????????????????????????????

Arranque de la torre de la iglesia.

Como en muchas otras construcciones románicas, encontramos ingenios arquitectónicos para salvar los desniveles del terreno. Desde la iglesia accederemos a lo que queda de la torre, que parece haber quedado inacabada. El acceso se realiza mediante una puerta en alto de medio punto, situada en el muro norte de la nave central, que fue localizada durante la restauración de mediados de los noventa.

???????????????????????????????

Restos de la torre de la parte alta de conjunto.

El conjunto es accesible durante todo el año y su entrada es gratuita. Un paseo por la historia que enamorará a muchos, con un paisaje que acabará como fondo de pantalla en muchos ordenadores y móviles.

ULTIMO LOGO Presidencia color MARZO 2014

Anuncios
Categorías: Paisajes y comarcas | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: