Brujas en Aragón: Las endemoniadas del Valle de Tena

En el universo legendario que compartimos los aragoneses encontramos todo tipo de seres sobrenaturales que mantienen algún tipo de relación con las fuerzas mágicas que mueven la naturaleza, escondidos en las sombras de lo no aceptado y, por tanto, lo condenable. Entre esos personajes se encuentra la figura de los brujos o brujas, surgida del choque entre la debida observancia por una rígida tradición social y religiosa y el temor a lo desconocido.

FOTO 1 grabado goya

Grabado de Goya que hace referencia a la brujería, siempre presente en Aragón.

En Aragón existieron tantas referencias a las y los adoradores del maligno que incluso la costumbre popular creó formas de protegerse contra ellos. La toponimia de numerosas comarcas, especialmente en el Pirineo, recuerda en sus accidentes geográficos a brujas o guixas. Cuentan que era allí donde celebraban los temidos aquelarres y donde conjuraban las tormentas, convertidas por una sociedad eminentemente agrícola en tragedias diabólicas. La enfermedad también se entendía como embrujamiento y a los enfermos como endemoniados que debían ir en busca de su cura a las más destacadas romerías.

 Eso sí, al contrario de lo que ocurre con otras creencias, la brujería en Aragón no ha llegado hasta nuestros días únicamente como un conjunto de historias sin base real, ligadas a la transmisión oral. Era tal la relevancia del hecho brujeril en la sociedad de siglos atrás que ha quedado constancia en los documentos oficiales que dibujan la historia real. Desde los valles más escondidos del Pirineo a la mismísima Zaragoza, brujos y brujas existen con nombres y apellidos. Cientos de procesos públicos relatan sus actuaciones contra sus vecinos y a favor de los intereses del Diablo, convertido en criatura cierta y amenazante.

33605fa1d8

Dibujo de Goya que representa el juicio de Orosia Moreno en Zaragoza. Fuente: https://www.museodelprado.es/goya-en-el-prado/

Entre todos esos escritos hay uno que, por la dimensión y las repercusiones del proceso, destaca especialmente. Los sucesos se sucedieron en el Valle de Tena, en el Pirineo, entre 1637 y 1643. Un embrujo colectivo que adquirió una gran repercusión y produjo mucho revuelo en todo Aragón. Con decenas de mujeres afectadas y  un malvado destacado a modo de protagonista, los hechos se convirtieron incluso en el tema principal del libro ‘Patrocinio de Ángeles y combate de demonios’ del entonces Abad del Monasterio de San Juan de la Peña y Diputado del Reino Francisco Blasco de Lanuza.

FOTO 2 patrocinio de ángeles

Portada del libro ‘Patrocinio de Ángeles y combate de demonios’ que recogió los hechos acaecidos en el Valle de Tena.

El episodio comenzó cuando algunas mujeres de la localidad de Tramacastilla de Tena, en su mayoría solteras y menores de treinta años y calificadas por los párrocos locales como de buenas costumbres y virtuosas, manifestaron comportamientos extraños. En una primera fase los síntomas fueron la privación temporal de la vista, el oído o la voz. Además decían padecer fuertes dolores que se manifestaban con impresionantes convulsiones y desconcertantes alteraciones de ánimo. Los informes de la época destacan como tan pronto lloraban como reían, o caían al suelo sin sentido víctimas de violentos espasmos.

Aquellos primeros síntomas adquirieron la categoría de epidemia. 62 mujeres se vieron afectadas sólo entre Tramacastilla y Sandiniés. Pero las noticias de casos parecidos se extendieron por los municipios de Saqués, Piedrafita, Panticosa, Pueyo de Jaca y Sallent. Incluso se extendió fuera del valle, hasta Jaca y Villanúa. Un vecino de la época llamado José de Pellicer dejó escrito que hasta 1.600 personas llegaron a sufrir unos síntomas que enseguida se relacionaron con la influencia del maligno.

Village-to-Village-walking-holiday-01-500x375

Todo el Valle de Tena sufrió los fenómenos que comenzaron en Tramacastilla de Tena y Sandiniés (foto).

Por aquel tiempo no era extraño considerar que lo que no tenía explicación racional podía relacionarse con la posesión demoníaca. Así que numerosos exorcistas intervinieron en el caso con el objetivo de probar esa vinculación, aumentando la histeria y la psicosis y, seguramente, los síntomas. De hecho, la convicción llegó cuando algunas afectadas comenzaron a manifestarse como demonios, dando sus nombres con diferentes voces. Hablaban en romance, demostraban fuerza sobrehumana, adivinaban los pensamientos de las gentes sagradas o anticipaban hechos futuros.

Uno de los síntomas más sorprendentes es la aparición de unos objetos, a los que se les da el nombre de “hechizos”, en los vómitos de las poseídas. Sabemos cómo eran por las descripciones y porque, curiosamente, aún se guarda uno de ellos. El antropólogo Ángel Gari lo encontró entre los papeles que documentaban los hechos, en el Archivo Histórico Nacional. Son dos clavos retorcidos en los que había enrollados unos largos pelos rubios humanos. Los párrocos aseguraron que encontraron muchos como esos y que, cuando los quemaban, las endemoniadas intentaban recuperarlos lanzándose a las llamas.

FOTO 4. libro gari

Libro de Ángel Gari que recoge la investigación sobre las endemoniadas del Valle de Tena

Dicen los que observaron los fenómenos que entre las exaltadas palabras de las afectadas donde apareció un nombre: Pedro de Arruebo. Era un rico vecino de Tramacastilla de Tena, el mayor terrateniente del valle, influyente y de elevada formación. Las mismas endemoniadas lo calificaron como su “amo y señor”. Y la cuestión es que, o por ésta razón o por otras más mundanas como la envidia, el nombrado fue considerado inmediatamente como el máximo culpable.

Para acusarle, los inquisidores se basaron en su estrecha relación con muchas mujeres. Y lo cierto es que Arruebo, un hombre astuto y, al parecer, con cierto atractivo, admitió que gustaba de gozar de las mujeres. Junto a él, serían juzgados como cómplices del brujo Miguel Guillén y Juan de Larrat.

Para entonces el caso ya se había convertido en un asunto de Estado. Ante las noticias que llegaban del Valle, donde los casos no dejaban de crecer, el mismísimo rey Felipe IV, ordenó viajar hasta allí al Inquisidor General de Aragón, Bartolomé Guijarro y Carrillo. La visita se convertiría en un otra alarma general entre los vecinos cuando, a los dos meses de estar en esas tierras y en medio de las investigaciones, el Inquisidor murió sin causa justificada. La sociedad del lugar atribuyó el deceso a un maleficio.

FOTO 5 La_Inquisicion

La Inquisición se hizo cargo del asunto de las poseídas.

Después de casi cinco años en el que la preocupación por los casos de mujeres poseídas tuvo distintos niveles de intensidad, y sin que los juicios demostraran la clara implicación de nadie, el episodio fue desapareciendo. En los meses anteriores, los párrocos que activamente habían prevenido y alentado sobre la presencia del Maligno fueron trasladados. Los exorcistas que buscaron remedios desaparecieron con la falta de casos y los inquisidores se marcharon tras completar su acción jurídica.

La situación trascendió a la vida socio económica del Valle, que invirtió mucho tiempo en la problemática de la posesión. Los hechos se dieron por reales, pero las acusaciones no pudieron ser aprobadas. El mayor episodio de brujería de Aragón sigue, como otros muchos casos similares, envueltos en el misterio. Y el análisis pasa hoy por las especiales características de la zona, las inquinas personales, los intereses de los exorcistas o los párrocos y, sobre todo, la histeria colectiva.

FOTO 6 vista-valle_www.valledetena.com

El Valle de Tena tardó en volver a la normalidad tras los sucesos. Fuente: http://www.valledetena.com

Si os ha interesado el tema no dejéis de consultar el estudio “La Brujería en Aragón”, de Ángel Gari Lacruz. Aquí os dejamos un enlace:

http://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/10/56/03gari.pdf

ULTIMO LOGO Presidencia color MARZO 2014

Anuncios
Categorías: Claves de la Historia, Historia y Arte | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: