La estación de Canfranc: la puerta a Europa de Aragón.

La estación de Canfranc se levanta natural e imponente entre las montañas del valle del Aragón. Como si siempre hubiera estado ahí, viendo subir y bajar viajeros, de un lado y de otro de la frontera. La estación evoca nostálgica otros tiempos de más esplendor; ilusiones que hoy se ven cortadas, como el túnel internacional que espera su reapertura.

estacion 1

Estación de Canfranc. Fuente: http://www.canfranc.es

Desde el inicio de la construcción, empezaron los problemas. La primera piedra fue colocada en 1882 por el rey Alfonso XII y por el presidente Sagasta y los trabajos se demoraron más de cuarenta años por las complicaciones del terreno (hubo que desviar el río Aragón, construir elementos para la contención de avenidas y aludes…), el parón por la Gran Guerra o la construcción del magnífico edificio modernista, muestra de los usos arquitectónicos de la época. Entre los retos a superar, se enfrentaron a la construcción del túnel internacional del Somport de 7.875 metros, de los cuales 3.805 m. fueron construidos desde esta parte del Pirineo entre 1908 y 1914. Una  gran obra de ingeniera para la época, que incluía una altura de 3,10 metros y una anchura de 5,20. La construcción de la parte española se cifró en nueve millones de pesetas de entonces.

INAUGURACION

Autoridades en la inauguración de la estación internacional de Canfranc. Fuente: http://www.crefco.org

El 18 de julio de 1928 se inauguraba la estación con la presencia del rey Alfonso XIII, el dictador Primo de Rivera y el presidente de la República francesa Gaston Doumerge. Tras las dificultades y retrasos, la tercera conexión férrea España-Francia comenzaba a funcionar y comenzaba una de las historias más apasionantes del siglo XX en Aragón que terminó con el cierre de la línea internacional en 1970. En este vídeo podemos ver una recreación de la inauguración:

 https://www.youtube.com/watch?v=TSo-AWYP5iM#t=51

 La estación internacional de Canfranc se convirtió así en un paso fronterizo y aduanero. Al tener que construirse a cuatro kilómetros de Canfranc pueblo, hubo que desarrollar en torno a la estación una serie de edificios para albergar a los empleados de la Aduana, a los policías y a los ferroviarios. Se levantaron 20 edificios, además del hospital, la capilla y la escuela.

Obras-del-túnel-de-Somport-año-1910-fotografo-desconocido

Obras del túnel del Somport (1910). Fuente: http://www.spanishrailway.com

 Una joya modernista

En esta historia, hay que destacar por un lado la idea y el proyecto de crear una línea internacional que conectase España con Francia a través del Pirineo aragonés (proyecto que pese al cierre sigue entre nuestros anhelos colectivos) y el propio edificio: una joya de la arquitectura modernista enclavado en plena montaña. El coste del edificio ascendido a 2.796.000 pesetas y el proyecto fue diseñado por Fernando Ramírez  de Dampierre. El edificio tiene tantas ventanas como días tiene el año (365), y su estructura es de hormigón armado con la cubierta de pizarra. Además, destaca la utilización de otros materiales como la piedra, el cristal o el hierro, muy propios de la arquitectura de la época. Las obras duraron tres años y medio y concluyeron a comienzos de 1925.

 La estación consta de un edificio principal, varios muelles para trasbordo de mercancías y el depósito de máquinas. La parte de los pasajeros destaca por su desarrollo longitudinal, que se articula gracias a tres volúmenes resaltados en altura, que se sitúan en sus extremos y en el centro. El cuerpo central cobija el vestíbulo donde se encontraban las taquillas. Grandes ventanales, pilastras de sabor clasicista y trabajo en madera de gusto Déco se combinan para crear un espacio suntuoso. En los cuerpos laterales, se acomodaban el puesto aduanero, la comisaría de policía, correos y un hotel internacional. Disponía además de dos pasos subterráneos.

interior

Vestíbulo de la estación de Canfranc. Fuente: http://www.canfranc.es

 Al exterior, estos volúmenes presentan tejado curvo apizarrado a cuatro vertientes, y se coronan con cuatro pináculos apiramidados dispuestos en sus flancos. Los dos pisos del cuerpo se abren mediante arcos de medio punto a la zona de las vías y sobre estas dos galerías se abre una nueva teoría de vanos abuhardillados en la cubierta apizarrada, que denota la clara influencia de la arquitectura francesa: evocando al palacio del Louvre o a la antigua estación d’Orsay, ambas construcciones hoy convertidas en museos.

DSC08818

Obras de restauración y consolidación del edificio (2009). Fuente: FAETON Servicios Educativos

Nazis, oro y espías en Canfranc.       

El sueño europeo de Aragón duró poco. Menos de diez años después de su inauguración, llegaría la guerra civil española y cerraría la línea. Tras el conflicto y con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, el paso vivirá sus años más intensos. A partir de de 1940, la estación iba a ver pasar a miles de judíos o franceses que escapaban de los nazis y se dirigían hacia el norte de África o América. Al igual que otros lugares de paso, Canfranc se convirtió en un lugar para el divertimento, la conspiración y las historias de espías. La estación absorbió también parte del tráfico de Irún y de Port-Bou y, entre otros cosas, vería pasar de junio de 1942 a diciembre de 1943 86,6 toneladas de oro nazi desde Suiza a España y Portugal a cambio de metales estratégicos como el wolframio o hierro. Un operativo de casi un centenar de camiones suizos y de trenes transportaban el metal precioso robado en bancos centrales europeos como Holanda y Bélgica o expoliado a los judíos en los campos de concentración como explica Ramón J. Campo en su libro El oro de Canfranc.

accidente

Descarrilamiento en el puente de L’Estanguet (Francia) que supuso el cierre del paso internacional (1970).Fuente: http://www.crefco.org

 La estación hoy

En la actualidad, la conexión con Francia sigue cerrada tras el accidente en el puente de L’Estanguet, en el lado galo, el 27 de marzo de 1970. El tren tiene fin de trayecto en Canfranc a la espera de una reapertura que tarda ya demasiado y que, pese al tiempo, los aragoneses no olvidamos.

 Tras la compra por parte del Gobierno de Aragón del edificio de la estación, se realizaron trabajos de restauración y consolidación. La estación ya no corre peligro de derrumbe, aunque sigue siendo un edificio cerrado a la espera de determinar qué hacer con ella. La buena noticia es que desde hace algún tiempo se realizan visitas guidas al interior previa reserva en la oficina de turismo de Canfranc. Más información en los teléfonos Tel. 974 37 31 41 o 628 420 379 y en la web http://www.canfranc.es.

ULTIMO LOGO Presidencia color MARZO 2014

Anuncios
Categorías: Historia y Arte, Joyas del Patrimonio | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: