Las fiestas de San Lorenzo de Huesca

El 10 de agosto se celebra la festividad de San Lorenzo, mártir cristiano quemado vivo sobre una parrilla que lo simboliza desde entonces. Su veneración se extiende por distintos lugares del mundo cristiano. Es de origen aragonés, de la ciudad de Huesca, donde nunca han olvidado la relevancia de su vecino. Por eso le dedican sus fiestas mayores, donde la más arraigada tradición, tintada de verde y blanco, se funde con su figura.

Fiestas de Huesca. Fuente: https://huescaturismo2013

 Declaradas Fiestas de Interés Turístico Nacional en 2005, San Lorenzo en Huesca une la alegría y el jolgorio típico de estas celebraciones con tradiciones culturales muy populares. Entre los actos que se desarrollan del 9 al 15 de agosto destacan los que se mezclan con el fervor religioso hacia su patrón. Y todo se produce con olor a albahaca.

san Lorenzo 1

Un ramo de albahaca frente a la imagen de San Lorenzo con la parrilla. Fuente: http://www.fiestassanlorenzo.es

 Nadie sabe exactamente por qué la albahaca es el símbolo de la fiesta. Pero esta planta que, aseguran en Huesca, trajeron los romanos para afrontar una peste que asoló la ciudad, está presente en buena parte de los actos. Se ve tanto en la decoración de los principales elementos como acompañando al vestuario de los que disfrutan. Aunque se utiliza para cocinar postres, salsas o ensaladas, e incluso se le atribuyen propiedades curativas unidas al estómago o la halitosis, la albahaca adquiere estos días una función ornamental.

San Lorenzo 11

Una lluvia de Albahaca sirvió para anunciar las fiestas en 2013.

De hecho, la fiesta no podría empezar sin la presencia de la albahaca. Cuando los oscenses se reúnen para almorzar a primera hora de la mañana del día 9 de agosto, en lo que es la primera práctica tradicional, la planta ya está presente. Se coloca en el bolsillo del pecho, en el nudo del pañuelo o en la pulsera, pero hay que llevar encima una rama de albahaca para cuando, a mediodía, suene el chupinazo.

San Lorenzo 4

La plaza de Catedral se llena el día 9 para asistir al chupinazo. Fuente: http://www.fiestassanlorenzo.es

Huesca se ve ya del color blanco y verde del uniforme que se adoptó en la ciudad a mediados del siglo XX, cuando las fiestas ya se habían consolidado y estaban definiendo sus actuales características. Tomaron fuerza entonces las peñas laurentinas, grupos organizados para disfrutar en común que no hicieron más que crecer con los años. De hecho, fueron las peñas las que terminaron de popularizar los festejos. Y con ellas aparecieron también las Mairalesas, representantes femeninas de las celebraciones que luego lo fueron también de los barrios.

Las cinco peñas recreativas más representativas de Huesca son protagonistas de uno de los primeros actos tradicionales de las fiestas. Después del multitudinario chupinazo del mediodía del día 9, en la plaza de la Catedral, recorren la calle Coso en una cabalgata festiva que se dirige a uno de los focos principales de la fiesta, la iglesia de San Lorenzo. Allí se desarrolla el tradicional saludo al Santo, a cuya figura en la fachada se coloca un pañuelo verde sobre los hombros. Cada año lo hace una de las peñas, en un claro reconocimiento a la figura del patrón.

San Lorenzo 2

Busto de San Lorenzo que desfila durante las fiestas. Fuente: http://www.fiestassanlorenzo.es

Se sabe que en el siglo XVI ya se celebraba, en torno al día de San Lorenzo, una de las tres ferias comerciales de la ciudad. Había entonces una corrida de toros, precedente de la actual Feria Taurina. En ese siglo se nombra también a la comparsa de gigantes y cabezudos, que aún recorre las calles cada día. Pero, como es normal, las celebraciones comenzaron teniendo un carácter esencialmente religioso. Su referencia principal era ya la procesión del 10 de agosto, que sale a mitad de la mañana con el magnífico busto de plata de San Lorenzo. Se cree que es el mismo que presidía el cortejo desde el momento de su construcción, en el siglo XVI. A su lado marchan los danzantes, el otro gran símbolo tradicional de las fiestas.

San Lorenzo 6

Los danzantes ante la iglesia de San Lorenzo ejecutando la danza de las cintas. Fuente: http://www.fiestassanlorenzo.es

La relación de los danzantes con la celebración queda explícita en distintos documentos del siglo XVII. Se aprobó entonces que nadie pudiera “salir a hacer bailes en las fiestas” sin permiso municipal y se decidió crear un Estatuto sobre ello. Más de un siglo después, a finales del siglo XVIII aparece por primera ver escrita la denominación “los danzantes de San Lorenzo”.

Seguramente han evolucionado. Se sabe cuándo se compusieron o adaptaron para banda las músicas que acompañan a los distintos bailes, aunque no el origen de algunas coreografías. Los trajes que visten los que bailan siguen el ejemplo de antiguas fotografías de hace algo más de un siglo. Familias enteras mantienen la tradición de convertirse en danzante. Es seguro que en el siglo XIX los danzantes tenían una extraordinaria relevancia en la fiesta.

San Lorenzo 10

La primera actuación de los danzantes, la mañana del día 10, es uno de los actos más importantes. Fuente: Cultura Huesca

Y esa importancia todavía se mantiene. De hecho, la primera aparición de los danzantes es, posiblemente, el acto más relevante. Se produce a las 8 de la mañana del 10 de agosto, frente a la Iglesia de San Lorenzo. Los danzantes bailan entonces, con la música de la Banda Municipal, sus cinco mudanzas: la de las espadas, que es la más conocida y cuya sintonía es también todo un símbolo, los palos viejos, las cintas, los palos nuevos y el “degollau”.

 Tras esta primera actuación los danzantes aparecen en la procesión de San Lorenzo, esa misma mañana. Siguen al busto del Santo y entran en el ayuntamiento y la Catedral ejecutando la danza de las espadas. Vuelven a actuar el día 11, en lo que antes era conocida como la “fiesta del Mercado”. Ahora, sin mercado municipal, los danzantes bailan sobre un escenario en la plaza Luis López Allué. Posteriormente visitan residencias de ancianos y uno de los barrios de la ciudad. La última vez que se ve a los danzantes en las fiestas coincide con la última jornada, en la ofrenda al Santo.

San Lorenzo 9

Un momento de la ofrenda de flores y frutos, el día 15. Fuente: http://www.fiestassanlorenzo.es

Es otro de los momentos más tradicionales. El día 15 se ofrendan al Santo flores y frutos, en una vistosa exhibición de folclore y trajes tradicionales. Participan asociaciones folclóricas, peñas y mairalesas. Se entregan ramos de albahaca con claveles blancos o rosas. También cestas llenas de frutos de la huerta que se depositan ante la imagen del Santo, a las puertas de su parroquia. Los danzantes cierran la ofrenda interpretando la danza del “degollau” y la danza de las espadas ante la peana.

En el mismo lugar se acaba la fiesta pocas horas después. Las Peñas despiden a su patrón entonando un canto de lamento.
Se acaban así unas completas jornadas en las que los actos más tradicionales destacan entre conciertos, verbenas, distintos espectáculos y atracciones feriales en varios escenarios. Una cita tan histórica como recomendable.

Enlace de interes: http://www.fiestassanlorenzo.es

LOGO DE PRESIDENCIA AUTORIZADO EL 12 DE JULIO 2013

Anuncios
Categorías: Fiestas y sabores | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: