Quebrantahuesos en el Pirineo

Hasta el siglo XX surcaban los cielos de las cadenas montañosas de toda Europa, pero hoy  su presencia se limita a unos pocos enclaves rocosos en nuestro continente. Se trata de un ave majestuosa, peculiar y única, que en los últimos años se ha convertido en uno de los moradores más conocidos de nuestro pirineo. Son muchos los que levantan la mirada intentando buscar su silueta planeando entre nuestras montañas. Nos referimos al Gypaetus barbatus o Quebrantahuesos, del que podemos encontrar en toda la cordillera pirenaica unas 130 parejas.

VUELO

La silueta del quebrantahuesos en el cielo del Pirineo.Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

En los años 90 fue declarado ave en peligro de extinción y desde entonces el esfuerzo de las ONG y entidades públicas se ha dirigido a la conservación de la especie y al intento de reintroducirlo en aquellos espacios naturales donde había desaparecido. Una de las organizaciones que más trabaja con por lograr esos fines es la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ), fundada en 1995 e inmersa en numeroso proyectos vinculados al quebrantahuesos y el medio ambiente.

Volviendo a nuestro protagonista, cabe destacar su alimentación, ya que es el único carroñero que se alimenta también de restos óseos. Esto es posible gracias a su amplia comisura labial y a los ácidos que posee el animal en su sistema digestivo. Su nombre común, quebrantahuesos, proviene de la manera que tiene de consumir este alimento, ya que eleva los huesos más grandes para luego soltarlos contra la roca o rompederos, rompiéndolos en numerosos trozos que le permiten así la ingesta, pudiendo tragar huesos de hasta 20 centímetros. Este comportamiento lo convierte en un animal único.

ALIMENTACION 2

El quebrantahuesos alimentándose: Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

Nuestro Gypaetus barbatus o buitre barbudo por la barba que le sobresale de su pico, puede llegar a tener una envergadura alar de tres metros y un peso entre los 4,5 y 7 kg. Posee unos característicos ojos rodeados de un anillo esclerótilo de color rojo. En la parte superior de la cabeza poseen unas plumas negras que forman un capirote, lo que lo diferencia del resto de buitres y la cola tiene forma de cuña o rombo, teniendo además las patas cubiertas de plumas. El color de su plumaje será el mismo para ambos sexos, pero evolucionará en función de la edad, siendo en los adultos de color naranja debido a la costumbre de teñirse con barro.

ojo

El quebrantahuesos alimentándose: Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

Con la casi total desaparición de poblaciones en el resto de la Península Ibérica, el Pirineo aragonés se ha convertido en el refugio de una de la aves más amenazadas de Europa, siguiendo la tónica de desaparición provocada durante los últimos siglos en todo el continente. Algunos de los factores que han determinado esta situación crítica son las intoxicaciones por pesticidas y abonos, las afecciones provocadas por la acción humana  (tendidos eléctricos, urbanización del medio natural, etc.) y la pérdida de su hábitat debido, sobre todo, a la desaparición de la ganadería extensiva y la falta de alimento.

rednatural

Quebrantahuesos. Fuente: http://www.rednaturaldearagon.com

El vigilante de los cielos pirenaicos elige para localizar sus nidos pequeños huecos en grandes paredes verticales en barrancos o acantilados de difícil acceso para evitar ser molestados por otros animales. Sobre todo en su juventud, los quebrantahuesos pueden recorrer cientos de kilómetros y pueden aparecer en cordilleras diferentes de donde nacieron, pero buscarán siempre zonas donde existan poblaciones de ungulados salvajes y ganado doméstico, por ser fuente de alimentación. Según la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, los ejemplares preadultos realizan movimientos dispersivos tanto en el Pirineo, como hacia otros macizos montañosos: Picos de Europa, Sistema Ibérico, etc. y tienden a concentrarse en la vertiente sur de los Pirineos entre enero y abril, con densos núcleos en los alrededores de los Puntos de Alimentación Suplementaria (PAS).

FCQ

Quebrantahuesos. Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

El nido estará compuesto principalmente por ramas y lana, esta última fundamental para el mantenimiento de la temperatura del nido durante la incubación que será de 53 días. La puesta de los huevos se realizará en época invernal, pudiendo ser uno o dos huevos y siendo la edad media de los ejemplares de 7 años. En caso del nacimiento de los 2 pollos, se han observado agresiones del “hermano mayor” al pequeño y de muertes por inanición del segundo.

foto-repro1

Nido de Quebrantahuesos. Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

Otra de las características propias de la especie es que las unidades reproductoras pueden estar compuestas por dos o tres adultos, por lo general son dos machos y una hembra. Además, las áreas de nidificación serán defendidas de otros ejemplares registrándose distancias de entre 3 y 28 kilómetros. Los polluelos abandonaran el “hogar” con cuatros meses.

foto-repro2

Pollo de quebrantahuesos. Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

El trabajo del Gobierno de Aragón y de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos ha hecho posible que desde nuestra comunidad se estén criando ejemplares para la reintroducción en otros lugares desde el año 2000. El pasado verano, dos hembras en edad reproductora, Quebrantina y Esperanza,  de poco más de cuatro meses fueron liberadas en el Parque Natural Picos de Europa, después de un periodo de adaptación en Asturias y de cumplir el programa de capacitación y formación en Aragón. En total son cuatro los quebrantahuesos aragoneses reintroducidos en las montañas asturianas.

ALIMENTACION

El quebrantahuesos alimentandose. Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

Además, a finales del año pasado se dio a conocer un estudio que veía condiciones favorables para la reintroducción del quebrantahuesos en el Maestrazgo, de donde desapareció en el siglo XIX.

Los últimos censos realizados en Europa ofrecen datos esperanzadores. Todas las poblaciones crecen en número, salvo la localizada en Córcega. En el caso pirenaico, en lado francés han pasado de 17 parejas en 1994, a 39 parejas en 2015; y en el Pirineo español se ha pasado de 53 parejas en 1991 a 128 parejas en 2014, convirtiendo a nuestro Pirineo en el enclave europeo de referencia en el tratamiento y cuidado de la especie.

nieve

El quebrantahuesos entre la nieve. Fuente: http://www.quebrantahuesos.org

El quebrantahuesos es el vigilante de nuestro Pirineo, el símbolo vivo de que la conservación de nuestro medio natural es la conservación de nosotros mismos. El trabajo realizado en los últimos años permite mirar al futuro con esperanza, pero sin reblar. La situación de la especie todavía es muy delicada, pero la experiencia acumulada y el trabajo bien hecho permiten que el quebrantahuesos siga vigilando nuestras montañas.

untitled

Anuncios
Categorías: Paisajes y comarcas | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Quebrantahuesos en el Pirineo

  1. Anónimo

    Falta el nombre en fabla.

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: