Las pasarelas de Montfalcó y el congosto de Montrebei

En la frontera entre Aragón y Cataluña, el río Noguera Ribagorzana nos regala un entorno natural imperdible. La ruta de hoy, situada al sur de la comarca de La Ribagorza, es una de las más sorprendentes y hermosas de Aragón. Además, es casi una novedad porque la vía fue abierta en 2013. En unas cuatro horas de camino, treparemos por pasarelas de madera clavadas en la roca, cruzaremos puentes colgantes y atravesaremos un congosto por una vía excavada en la roca intentando no mirar mucho al fondo del desfiladero. Un camino no apto para personas con vértigo, pero seguro, con un poquito de cuidado, para toda la familia.

FOTO 1

Pasarelas ancladas en el macizo de Montsec.

Empezaremos en Aragón y terminaremos en Cataluña o al revés. La ruta no es circular, por lo que tendremos que tenerlo en cuenta a la hora de planificar la jornada. Los 8 kilómetros podremos realizarlos en unas 3 o 4 horas, dependiendo de nuestra rapidez y habilidad; hay que llevar agua y algo de comida, buen calzado y protección solar. ¡Y los amantes de la fotografía que no olviden la cámara!

foto 2

Valle del río Noguera-Ribargozana

La ruta la iniciaremos en la Casa Batlle-Albergue de Montfalcó, perteneciente a la Red de Refugios de la Federación Aragonesa de Montañismo, situada sobre el embalse de Canelles. La primera sorpresa del día es la situación del punto de arranque. Montfalcó es un pequeño pueblo deshabitado situado a 772 metros de altitud en la Sierra del Montsec. Para llegar hasta el albergue hay que recorrer una pista forestal apta para todo tipo de vehículos durante 15 kilómetros (podemos consultar en el teléfono del albergue la situación de la misma), cuyo inicio tomaremos en la localidad de Viacamp. Si tenemos tiempo también podemos visitar el otro edificio conservado del pueblo: La ermita románica de Santa Quiteria.

casa_batle

Casa Batlle-Albergue de Montfalcó. Foto: www.alberguemontfalco.com

El Montsec es un magnífico macizo montañoso que está atravesado por los ríos Noguera Ribagorzana y Noguera Pallaresa. Surgen así tres zonas diferenciadas: El Montsec de Aragón o de L’Estall y los leridanos Montsec d’Ares y de Rúbies. En este macizo podemos encontrar calizas, areniscas y conglomerados, lo que provoca un paisaje lleno de espectaculares pliegues y caídas vertiginosas.

FOTO 3

Desfiladero del Montsec en el río Noguera Ribagorzana.

Los vecinos de ambas orillas del río han transitado estos lugares desde siglos atrás. Antes de la construcción del embalse de Canelles, inaugurado en 1960, el camino discurría por el fondo del desfiladero, pero con la inundación, los campos de cultivo quedaron anegados y las comunicaciones rotas hasta mayo de 2013, cuando se inauguraron las pasarelas que hoy podemos disfrutar. Hoy, más de sesenta años después, el camino vuelve a existir.

FOTO 4

Valle del Noguera Ribagorzana.

Antes de llegar al puente colgante sobre el Noguera Ribagorzana y cruzar la muga, nos espera una pequeña aventura. Se trata de dos pasarelas de escaleras para salvar 33 y 55 metros de desnivel respectivamente. Desde nuestro punto de partida, el primer tramo de escaleras aparece, más o menos, a los 45 minutos y salva esos 33 metros. Impresiona y nos prepara para lo que vendrá más tarde. La segunda es una ascensión de 55 metros con escalones que tienen un promedio de 80 centímetros.

FOTO 5

Pasarelas abiertas en la roca.

La estructura se basa en escuadras de madera de alta durabilidad, unidas entre sí por fijaciones de acero y ancladas a la roca mediante elementos metálicos. Contamos, en gran parte del recorrido, con dos asideros de sirga, lo que aumenta la sensación de seguridad durante todo el tramo.  En total, 291 escalones que nos ofrecen una experiencia única e inolvidable. Paso a paso, entre la pequeña separación de los trozos de madera que forman las pasarelas, intuimos la altura que rápidamente vamos ganando, siempre pegados a la roca como si ésta fuera una seguridad añadida. Un recorrido para hacer sin prisas, disfrutando de la experiencia que nos llevará hasta la parte alta de la pared de piedra.

FOTO 6

Vista desde la pasarela.

Desde allí, iniciaremos el descenso y ya iremos contemplando la segunda parte del recorrido: El túnel excavado en la roca comienza a dibujarse en el horizonte como un pasadizo de destino incierto.

FOTO 8

Túneles excavados en la roca.

El paso al Congost De Mont-rebei se realiza a través de un puente metálico, colgante y de color rojo que marcará más o menos la mitad del recorrido y cruzará el río y la frontera con Cataluña. Nos espera una pequeña subida en una zona boscosa para llegar a los túneles. Poco a poco, la amplitud del pantano se va a cerrar en el estrecho Congost de Mont-rebei. El Camino Natural enlaza con el GR-1 y nos dirige hasta nuestro destino: El aparcamiento de La Masieta. Se trata del único gran congosto catalán que se mantiene sin una carretera, una línea eléctrica o de ferrocarril con una altura de 500 metros y unos 20 metros en la zona más estrecha del congosto. El espacio natural forma parte de la Reserva Natural de la Noguera. Está dentro del Espacio de Interés Natural de la Sierra del Montsec y, desde 1999, pertenece a la Fundació Catalunya-La Pedrera con el objetivo de preservar sus valores naturales y de paisaje.

FOTO 9

Congosto de Montrebei

El camino excavado es totalmente plano, suficientemente ancho y anclada a la roca encontramos una sirga para los que quieran aumentar su seguridad. En los recodos del camino se han colocado bancos para poder descansar al filo de la roca, sólo aptos para los más valientes.

FOTO 11

Congosto de Montrebei

Sólo nos quedará la vuelta. Si hemos dejado el coche en Montfalcó habrá que volver por el congost, cruzar el puente colgante y descender las pasarelas, donde tendremos que extremar la precaución y evitar bajarlas demasiado deprisa. La otra opción es seguir hasta el aparcamiento de La Masieta si hemos optado por la opción de aparcar ahí nuestro vehículo y utilizar algunos de los servicios de taxi que nos llevarán hasta el inicio aragonés de la ruta.

FOTO 10

Túnel del Congosto de Montrebei.

Dos caminos distintos, pero complementarios: Las pasarelas y el túnel excavado en la roca, dos caminos que forman uno sólo: El que nos dicta la naturaleza.

untitled

Anuncios
Categorías: Paisajes y comarcas | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: