Los Mayos de la Sierra de Albarracín

La deLos Mayos” es una antigua tradición de la Sierra de Albarracín, que se viene celebrando al menos desde hace 400 años. Supone una suerte de emparejamiento, en principio temporal, de los mozos y las mozas solteros, en lo que parece ser una reminiscencia de las antiguas fiestas de la fertilidad y la llegada de la primavera. Se ha mantenido con distintas formas y razones en algunos de los municipios de la zona. Hoy se celebran en Albarracín, Noguera, Bronchales, Gea de Albarracín, Jabaloyas, Royuela o Guadalaviar. Y, curiosamente, la costumbre se extiende cada vez a más municipios de toda la provincia, incluida la capital, como manifestación de un movimiento de recuperación y exaltación de las tradiciones folclóricas.

FOTO 1

Joteros cantando a una moza en Albarracín. Fuente: Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín.

Porque la de los mayos es, también, una fiesta del folclore. La música de siempre, la que ponen las típicas rondallas y completan los cantadores de jota, es la gran protagonista. No en vano el cortejo y la jota se han dado la mano en Aragón desde hace más de un siglo. “Mayos” se llaman, de hecho, los cantos que se dedican a las solteras en la noche del 30 de abril al 1 de mayo. Son “poemas” de amor, en ocasiones compuestos para la ocasión, que posiblemente perdieron su esencia y características más locales con el olvido y la generalización que vino con el “progreso”.

En localidades como Bezas o Pozondón ya no se recuerdan sus “mayos” desaparecidos. Pero los hubo. Los testimonios de los más mayores, recogidos en distintas localidades de la Sierra de Albarracín, apuntan siempre a ritos semejantes pero con ciertas peculiaridades. En general, la noche comenzaba con un sorteo. Era sobre las nueve o las diez de la noche y participaban los mozos solteros, reunidos en un local o una bodega en donde, en algún caso, aprovechaban para merendar o cenar. Allí preparaban tantas papeletas como mozos y mozas había en el pueblo, con los nombres de cada uno de ellos.

FOTO 7. mayos en guadalaviar

Mayos en Guadalaviar, donde aún se realiza el sorteo. Captura del programa de Aragón TV “Se escribe con jota”

Con los nombres de los hombres en una gorra o puchero y los de las mujeres en otro, y después de removerlos bien, la suerte se encargaba de emparejarlos. Aunque no siempre se dejaba al azar. En algunos lugares se realizaba una subasta. Los mozos pujaban por las mozas preferidas, bien porque querían cortejarlas o porque tenían algún parentesco, cariño o amistad sincera. Cuentan que ganarse el derecho a cantar a ciertas mozas podía suponer cantidades muy altas y que la costumbre del sorteo comenzó, precisamente, porque siempre había algunas que se llevaban la mayor parte de los cantos.

FOTO 2. Mayos Noguera

Cantando los Mayos en Noguera. Fuente: Centro de Estudios de la Comunidad de Albarracín.

La excepción era siempre la Virgen. Porque la Virgen María a la que cada municipio guarda devoción también participaba en la noche de los Mayos. Como expresión de la religiosidad y porque en la liturgia cristiana el de mayo es su mes, a la Virgen había que cantarle como a cualquier moza. Ella es, de hecho, la destinataria de las primeras coplas a las puertas de la iglesia. E incluso existen testimonios que aseguran que en localidades como Tramacastilla, Orihuela o Frías de Albarracín se cantaba también a algunos Santos, al niño Jesús o incluso a las fuentes.

FOTO 3_Roberto Tartaj

Cantando a la Virgen en Noguera. Foto de Roberto Tartaj. Asociación El Solanar de Gea de Albarracín.

Estas últimas son prácticas ya perdidas en los nuevos mayos. En todos los municipios donde aún subsisten se sigue cantando a la Virgen, pero no todos celebran el sorteo y otros han cambiado las destinatarias de los cantos. En Bronchales se canta a las Reinas de las Fiestas, las niñas nacidas en el último año o las mozas que se casan. Éstas últimas son también el objeto de los cantos en Albarracín y Gea. En Royuela o Jabaloyas sólo se ronda. Y tan sólo Noguera y Guadalaviar mantenían el tradicional sorteo en 2013. Los tiempos cambian.

Y también cambian las obligaciones de los “mayos” o mozos emparejados. Porque quiénes cantaban y recibían el canto la noche del 30 de abril seguían de alguna forma unidos hasta el día de San Juan, el final de la primavera. En el pasado, las parejas de “mayos” debían iniciar los bailes de los domingos en la plaza. Y en la víspera de San Juan, los hombres preparaban una enramada para adornar el balcón de su moza.

FOTO 4_Roberto Tartaj2

La Rondalla canta a una moza en Noguera. Foto de Roberto Tartaj. Asociación Cultural El Solanar de Gea de Albarracín.

En algunas ocasiones, sobre todo cuando las rondas eran un medio para que los jóvenes se conocieran, la relación de “mayos” continuaba en noviazgo y posteriormente en boda. Aún hoy es posible encontrar en la sierra de Albarracín parejas que iniciaron su relación en una fiesta de los Mayos.

Los tiempos son tan diferentes que, mientras antes los mozos se escondían en la noche para cruzarse con la menos gente posible, ahora los cantos y recorridos se han convertido en reclamo turístico. Es así, sobre todo, en Albarracín. En la capital de la comarca se reúnen cientos de personas para acompañar a los cantadores y tañedores. Ya no cantan mozos en busca de pareja, sino un grupo de personas conocidas en todo Aragón por haber llevado la tradición de los mayos más allá de su municipio. La cita está tan pensada para el público, que incluso se prepara un escenario en la plaza. Aunque los cantos comienzan como siempre, en la puerta de la Iglesia y para la Virgen, y terminan en las calles, bajo los balcones de las mozas casaderas.

FOTO 5

En Albarracín los Mayos atraen a cientos de personas. Fuente: http://www.turismodearagon.com

Con ese sentido escénico, en Albarracín los “artistas” se visten con el traje tradicional. También en Gea de Albarracín, donde los mayos corren a cargo de su escuela de jota. No ocurre lo mismo en Guadalaviar, donde no sólo se mantiene el sorteo sino la esencia informal del acontecimiento.

¿Y qué es lo que se canta? Pues existieron muchas variantes e incluso en localidades como Orihuela del Tremedal se componían “mayos” distintos para cada año. Pero en general se entonan romances que describen a la mujer de forma idealizada, según los cánones del amor cortés y las descripciones ideales de la belleza.

FOTO 6. Mayos en Albarracín

Imagen de los cantadores de Albarracín. Captura del programa “Se escribe con jota” de Aragón TV.

En los “mayos” que quedan en práctica, siempre hay unas líneas para introducir los cantos más particulares. La fórmula más conocida define, hoy en día, esta tradición. Arraigó en Albarracín y se ha extendido a otros muchos lugares. Dice así:

“Ya estamos a treinta

del abril cumplido

y alégrate dama

que mayo ha venido”

Lo habitual es que el mayo correspondiente cante solo las estrofas más particulares, mientras que en las estrofas generales los demás mozos y la rondalla repiten los dos últimos versos a modo de coro.

Aún se podrían contar más detalles de las distintas fiestas de los Mayos en la Sierra de Albarracín. Porque hace unas décadas, como gran acontecimiento que eran, se acompañaban de colectas, comidas de hermandad o distintos ritos personales. Y aunque poco o nada queda de todo aquello, al menos podemos seguir escuchando esos cantos que mantienen una gran tradición.

Texto de apoyo: “Fiestas de Mayo en la Sierra de Albarracín” de Mª Carmen Romeo Pemán

untitled

Anuncios
Categorías: Fiestas y sabores | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: