María Moliner, una académica sin sillón.

María Juana Moliner Ruiz (1900 – 1981) fue una figura clave de la cultura siglo XX de nuestro país. En 15 años escribió una de las obras sobre el léxico español más importante: el Diccionario de Uso del Español, dos gruesos volúmenes con más entradas y acepciones que el de la RAE y donde, a través de miles y miles de fichas, estudió el origen, significado y papel de cada palabra castellana. Y lo hizo fuera de los círculos intelectuales, lo que junto a su condición de mujer, provocó que no lograse un sillón en la Real Academia de la Lengua. Moliner murió en Madrid a los 81.

moliner_2

María Moliner. Fuente: http://cvc.cervantes.es

García Márquez, en un artículo publicado tras la muerte de Moliner, definió su tarea como una “proeza con muy pocos precedentes: escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana”. En el siguiente vídeo, realizado para conmemorar los 30 años de la muerte de la autora, se recogen testimonios de la propia Moliner y de expertos que destacan la importancia de su obra.

http://www.rtve.es/rtve/20110119/maria-moliner-45-anos-edidicon-su-dicionario/396162.shtml

El mundo rural aragonés y los primeros pasos académicos.

Son muchos los aragoneses ilustres que nacen en el mundo rural; desde Goya, hasta Ramón J. Sender o Luis Buñuel. María Moliner también. Así, nació con el nuevo siglo XX, el 30 de marzo de 1900, en la localidad zaragozana de Paniza en una familia acomodada de médicos y propietarios agrarios. La familia marchó pronto a Madrid, lo que propició que Moliner estudiase en la Institución Libre de Enseñanza, donde nacería su interés por la lingüística y la gramática. Tras el abandono de su padre, que emigró a Argentina, María, su madre y sus dos hermanos decidieron volver a Zaragoza. Aquí Moliner concluirá el bachillerato y estudiará Historia, concluyendo con sobresaliente y Premio Extraordinario. Durante estos años en Zaragoza, se formó y trabajó como filóloga y lexicógrafa en el Estudio de Filología de Aragón, dirigido por Juan Moneva desde 1917 hasta 1921, años en los que colaboró en la realización del Diccionario aragonés de dicha institución. Como se ha destacado, el método de trabajo adquirido y practicado en esta institución hubo de ser muy importante en su formación filológica y en su posterior trabajo como lexicógrafa.

moliner_1914

María Moliner. Fuente: http://cvc.cervantes.es

Poco después de licenciarse en la Universidad de Zaragoza, conseguía una plaza como funcionaria del Estado en el Cuerpo Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, lo que definiría su actividad profesional y su vinculación a los libros para toda su vida.  Tras un breve paso por Simancas (Valladolid) es trasladada a Murcia, donde  será la primera mujer que impartirá clase en la Universidad de Murcia en 1924 y dónde conocerá al que será su marido Fernando Ramón, catedrático de Física.

moliner_archivo_simancas

María Moliner en el archivo de Simancas. Fuente: http://cvc.cervantes.es

A principios de los años treinta, ya casada y con dos hijos, se traslada a Valencia donde iniciará el periodo profesional más intenso, vinculado a las nuevas empresas culturales y educativas de la II República (1931-1936). Así, en este periodo colaborará con la Escuela Cossío, inspirada en la Institución Libre de Enseñanza, donde enseñaría Literatura y Gramática, y formaría parte del Consejo Director. Su interés con la enseñanza y la difusión de la cultura se muestra también en su participación entusiasta en las Misiones Pedagógicas de la República, donde Moliner se encargó especialmente de la organización de las bibliotecas rurales, llegando a escribir unas Instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas , cuya introducción es un texto emocionante y motivador para los nuevos bibliotecarios;  además refleja el compromiso de la autora con una idea: llevar la cultura, la educación y la lectura a todos los rincones del país:

[…] pensad tan sólo en lo que sería nuestra España si en todas las ciudades, en todos los pueblos, en las aldeas más humildes, hombres y mujeres dedicasen los ratos no ocupados por sus tareas vitales a leer, a asomarse al mundo material y al mundo inmenso del espíritu por esas ventanas maravillosas que son los libros. ¡Tantas son las consecuencias que se adivinan si una tal situación llegase a ser realidad, que no es posible ni empezar a enunciarlas…! […]

instrucciones

Portada de las Instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas. Fuente: http://cvc.cervantes.es

 Pero el triunfo de los sublevados y la consecuente dictadura de Franco (1939 -1975) sepultaron los sueños de progreso. Así, el matrimonio sufrirá represalias, siendo el marido Fernando Ramón suspendido de empleo y sueldo, trasladado después a Murcia (1944-1946) y rehabilitado en Salamanca a partir de 1946. María Moliner es depurada y sufre la pérdida de 18 puestos en el escalafón del Cuerpo al que pertenecía desde 1922. En 1946 pasará a dirigir la biblioteca de la E. T. Superior de Ingenieros Industriales de Madrid hasta su jubilación, en 1970.

moliner_1925

María Moliner y su marido, Fernando Ramón, el día de su boda. 1925. Fuente: http://cvc.cervantes.es

Un diccionario por hacer

Y será en esta nueva etapa de su vida cuando, a comienzos de los años 50, inicie su trabajo en el diccionario. Una vocación, la de las palabras, cultivada durante toda su vida y que germinará en una obra de dos volúmenes publicados por la Editorial Gredos entre los años 1966 y 1967, conocido popularmente como el Diccionario María Moliner. Inma De la Fuente, biógrafa de María Moliner en El Exilio Interior (2011),  afirma que el diccionario “no era un hobby, era su vida”. Se trató de un proyecto intenso y concienzudo llevado a cabo por una gran intelectual, que es definida por De La Fuente como: “una mujer con deseos de aprender, una persona que se está reinventando constantemente, puesto que estudia inicialmente con muchísimas dificultades, haciendo el bachillerato casi sola, con una gran capacidad para fijarse metas y luego con una gran ambición intelectual, una ambición que entonces se le negaba a la mujer”.

moliner_1953

María Moliner en el archivo de Simancas. Fuente: http://cvc.cervantes.es

Una académica sin sillón.

El Diccionario María Moliner se convirtió un éxito. El fruto de su trabajo se vio reconocido por el uso que escritores, estudiosos y ciudadanos realizan de la obra. El sillón en la RAE (Real Academia de la Lengua Española) es otra cosa. En 1972 es propuesta por Dámaso Alonso, Rafael Lapesa y Pedro Laín Entralgo, pero el elegido al final sería Emilio Alarcos Llorach. Según su biógrafa, Moliner es vista como una “intrusa” porque “encarriló su vida por el mundo de los archivos y bibliotecas y no estaba considerada filóloga”. Además era mujer, “una mujer que se pone a hacer un diccionario, pero no el diccionario que inicialmente quería hacer, sino un diccionario que además cuestionaba el de la RAE”.

moliner_1963

María Moliner con sus nietos. Fuente: http://cvc.cervantes.es

María Moliner decía de sí misma que era una “tozuda, como buena aragonesa”. Su vida es un reflejo del siglo en que le tocó vivir y, pese a todas las dificultades que se encontró en el camino, fue una pionera de muchas cosas. Hoy, la historia de la filología la tiene en el lugar que le corresponde por méritos propios y el “Moliner” sigue ocupando un lugar destacado en la sección de diccionarios de todas las bibliotecas donde se hable español.

logo2

Anuncios
Categorías: Los aragoneses | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: