Las pinturas murales de la Santa Capilla del Pilar (II)

En estos días previos a la festividad de la patrona de Aragón en la que muchos aragoneses visitan Zaragoza y la Basílica del Pilar, hemos querido dedicar dos entradas de este blog a invitar a nuestros lectores a descubrir la gran importancia y belleza de las pinturas murales que adornan las cúpulas que rodean la Santa Capilla. Hoy nos centraremos en la campaña decorativa llevada a cabo entre 1775 y 1783 por los hermanos Bayeu y Goya.

01_low

Detalle de la cúpula “Reina de Todos los Santos” de F. Bayeu. Fuente: http://www.barbozagrasa.es

En el verano de 1772, Francisco Bayeu “el Grande” vino a Zaragoza para recuperarse de algún problema de salud. Fue entonces cuando el tesorero de la Junta de Fábrica aprovechó para convencerle de la posibilidad de pedir una dispensa al rey para venir a pintar al Pilar. El encargo consistía en comenzar a decorar las dos primeras bóvedas de las ocho que rodean la Santa Capilla representando las advocaciones como “reina” que recibe la Virgen María en las letanías laurentanas del rezo del Rosario. En realidad son nueve pero se descartó la última, “Reina del Santo Rosario”, que no fue representada hasta 1948 por Ramón Stolz en la bóveda que se eleva a la entrada de la Vía Sacra.

zaragoza-basilica-del-pilar-cupula-ovalada-del-coro-la-musica-adorando-a-dios-de-ramon-stolt-1955

Cupula Reina del Sagrado Rosario pintada por R. Stolz. Fuente: maravillasdeespana.blogspot.com.es

La ocupación de Bayeu en los Palacios Reales de Madrid era continua y el permiso real no fue concedido hasta 1774. Llegó a Zaragoza con unas ganas enormes y enseguida se puso manos a la obra. La primera pintura que abordó fue la cúpula cuadrangular denominada “Reina de todos los Santos” entre la Santa Capilla y el Coreto.

zaragoza-basilica-del-pilar-pinturas-de-ramon-bayeu-y-goya-al-fondo

Pinturas murales del Antepilar. Fuente: maravillasdeespana.blogspot.com.es

La llegada del maestro Bayeu a las tareas de decoración de la Santa Capilla trajo consigo una nueva forma de pintar que no se había visto antes. Los frescos pintados por González Velázquez y Goya mostraban a los fieles una única perspectiva. El efecto es como el de un cuadro dispuesto en el techo. Sin embargo, Bayeu propone una nueva perspectiva. Si contemplamos sus pinturas descubriremos que se disponen en torno a un punto central y pueden verse correctamente desde todos los ángulos. Además, en perspectiva cenital, de abajo arriba, al estilo del maestro napolitano Lucas Jordán; artista que introdujo esta nueva forma de pintar en España a finales del siglo XVII cuando el rey Carlos II le trajo a la corte española para pintar los techos del Palacio del Escorial. Unas pinturas que Bayeu pudo conocer bien mientras estuvo en Madrid y que con toda seguridad sirvieron de inspiración para su trabajo en el Pilar.

el_escorial-_escalera_principal_boveda

Gloria de la monarquía española de Lucas Jordán en el Monasterio del Escorial. Fuente: wikimedia.org

El resultado de esta forma de pintar es absolutamente espectacular. El espectador que alza la cabeza puede dejarse atrapar por la composición y tener la ilusión de pensar que contempla directamente el mismísimo cielo. Un cielo poblado de santos que descansan en las nubes y criaturas celestiales que revolotean en perfecta sintonía.

En la cúpula “Reina de todos los Santos” podemos admirar a la Virgen en el centro de los cielos con San José a sus pies y toda una serie de santos que se distribuyen a su alrededor en un óvalo formado por nubes. En el centro de cada lado destacan San Lorenzo, San Jerónimo, San Juan Bautista y San Antonio Abad.

regina_sanctorum_omnium_f-_bayeu

Reina de los Todos los Santos de Francisco Bayeu. Fuente: commons.wikimedia.org

Detrás de la Santa Capilla, Bayeu pintó otra bóveda cuadrangular que, según el proyecto original del arquitecto Ventura Rodríguez, estaba llamada a servir de cubierta al Altar Mayor, el cual, debía estar presidido por el espectacular relieve de la Asunción de la Virgen María que talló el escultor Carlos Salas en mármol blanco.

retablo

Retablo de Carlos Salas en la Santa Capilla. Fuente: http://www.realgoya.com

Bayeu pinta en esta cúpula la advocación “Reina de los Ángeles” y nos la presenta como la continuación lógica del relieve de Salas. Si el espectador se fija descubrirá que ambas obras de arte forman una sola narración: El relieve de la Asunción debía tener continuidad a la vista de los fieles que asistiesen a la liturgia en la representación de la Coronación de la Virgen que ocupa la parte principal de la cúpula. Alrededor de la paloma que simboliza el Espíritu Santo y sirve de centro, las nubes en forma de círculo sirven de cobijo a los ángeles que celebran la Coronación.

bayeureginaangelorum

Reina de los Ángeles de Francisco Bayeu. Fuente: http://www.moobit.es

Cuatro años después de terminar esta pintura Bayeu vuelve a obtener permiso del rey para continuar la decoración del Pilar y viene para ocuparse de las dos cúpulas redondas (platos) que encontramos a ambos lados de la Santa Capilla. Sobre la Capilla de Santa Ana, la primera que encuentra el visitante que entra al templo por la puerta baja, representa el tema “Reina de los profetas” donde podemos admirar a la Virgen elevada directamente por un grupo de ángeles ejecutados en perfecta perspectiva aérea y rodeada de de algunos profetas como el rey David con su arpa, Moisés con las Tablas de la Ley o Daniel apoyado en un león. El efecto es realmente impresionante.

regina_prophetarum_f-_bayeu

Reina de los Profetas de Francisco Bayeu. Fuente: commons.wikimedia.org

Junto a la Sacristía de la Santa Capilla, el maestro Bayeu pinta el plato “Reina de los Apóstoles”. En esta pintura la Virgen vuelve a sostenerse apoyada en una nube bajo la que destacan los dos principales apóstoles: San Pedro y San Pablo. El centro de la composición lo ocupa ahora una humilde tela sostenida por ángeles que cubre a la Virgen a modo de palio. Otra pintura que deja con la boca abierta.

regina_apostolorum_f-_bayeu

Reina de los Apóstoles de Francisco Bayeu. Fuente: commons.wikimedia.org

Esta fue la última cúpula que pintó directamente Francisco Bayeu porque acordó con la Junta de Fábrica que la decoración de las cúpulas en forma de media naranja que se elevan en cada uno de los lados de la Santa Capilla, fuesen realizadas por su hermano Ramón Bayeu y su cuñado Francisco de Goya. Eso sí, siempre que fuese Francisco Bayeu quien dirigiese y supervisase el trabajo de ambos artistas. Un aspecto que acabó por enemistar a Bayeu y Goya y determinó que el genial aragonés tan solo pintase una de las cuatro cúpulas.

_8957512_2d9b4073

Reina de las Vírgenes de Ramón Bayeu. Fuente: http://www.heraldo.es  ARCHIVO BARBOZA/GRASA

Ramón Bayeu, que fue un destacado pintor de cartones en la Real Fábrica de Tapices siempre al amparo de su hermano mayor, tomó a su cargo la representación de las cúpulas “Reina de los Patriarcas”, “Reina de los Confesores” y “Reina de las Vírgenes” siguiendo las composiciones dictadas por Francisco Bayeu. En ellas, como era el gusto de su hermano, pintó las advocaciones elevando a la Virgen entre nubes acompañada de ángeles volantes y rodeada de santos y santas.

Lamentablemente, todas las cúpulas de los Bayeu se encuentran muy ennegrecidas y en un delicado estado de conservación. Especialmente, las tres de Ramón Bayeu. Lo que unido a la escasa luz natural que las ilumina, hace complicada su contemplación.

Basílica del Pilar, Regina Martyrum (detalle)- Archivo del Gobierno de Aragón

Basílica del Pilar, Regina Martyrum (detalle)- Archivo del Gobierno de Aragón

Este no es el caso de la última y más importantes de todas las cúpulas; la “Reina de los Mártires”, pintada por Goya en 1881 y recientemente restaurada. Es la gran joya de las pinturas del Pilar porque se trata de una de las primeras pinturas de madurez del artista. De hecho, las novedades que introdujo en su forma de interpretar la pintura, mucho más moderna que las de los Bayeu, le costó un tremendo desencuentro con su cuñado y su salida precipitada de la decoración del Pilar. Paradójicamente, hoy es la pintura más celebrada y admirada, aunque, como esperamos haber conseguido comunicar con estas dos entradas al blog, no es la única importante que podemos admirar en nuestra próxima visita al Pilar.

logo2

Anuncios
Categorías: Historia y Arte, Joyas del Patrimonio | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: