Segundo de Chomón, el turolense mágico

El séptimo arte debe mucho al pequeño grupo de pioneros que desarrollaron un sorprendente invento tecnológico de finales del siglo XIX: el cinematógrafo. Eran un puñado de apasionados que experimentaron con todas sus posibilidades, creando las bases del discurso cinematográfico. Y entre ellos, en la galería de nombres ilustres que unieron la luz y la imagen para convertirla en espectáculo mágico, queda para siempre un aragonés.

foto-1-segundo-de-chomon

Imagen de Segundo de Chomón

No podía ser de otra forma, los precursores más destacados son del país que vio nacer el cine: Francia. Los hermanos Lumiére, a la postre inventores del aparato, George Méliès, el primer innovador, y Charles Pathé, creador de la industria cinematográfica. En esta misma nómina siempre se incluye a otro personaje destacado que también desarrolló su trabajo en Francia, pero llegó de Teruel. Se trata de Segundo de Chomón, el gran especialista de los trucajes y el revelado, referente mundial en el cine fantástico y de animación.

Segundo de Chomón nació en la capital del Sur de Aragón en 1871. Era hijo de un militar aficionado a la fotografía. Se cree que obtuvo el título de ingeniero en la educación secundaria antes de trasladarse a vivir a París, a mediados de 1895. Faltaban aún unos meses para que los hermanos Lumiére presentaran en público la máquina que iba a revolucionar el tratamiento de la imagen, y seguro que el turolense fue uno de los primeros en maravillarse con aquel invento.

foto-2-cinematographe_lumiere

Cartel que anuncia el cinematógrafo de los Lumiére.

Pero por aquel entonces la ilusión de Chomón se concentraba en una mujer; la actriz de teatro y vodevil Julienne Mathieu que se convirtió muy pronto en su mujer. Y apenas dos años después de su llegada a Francia, nació el fruto de aquel amor, Robert.

Aunque parecen tiempos felices, Chomón deja París y se traslada a Barcelona. Nadie sabe muy bien por qué, pero se alista en el ejército, como voluntario para la guerra que enfrenta a España con Estados Unidos por Cuba.

Cuando vuelve a París, en 1899, encuentra a su mujer trabajando para el cine. No sólo actúa en las cintas de las recién nacidas empresas Pathé, Gaumont o Méliès, además participa en la laboriosa tarea de colorear las películas en el taller creado por este último. Esa técnica artesanal, fotograma a fotograma, supone la primera experiencia de Segundo de Chomón en el cine, pero enseguida comienza a demostrar su destreza. Era el primer signo de la creatividad y del ingenio que iba a demostrar en los años siguientes.

No mucho tiempo después de comenzar a colorear películas, el turolense ideó un sistema que, a la postre, supuso un gran avance en la técnica. Diseñó unas plantillas de celuloide que facilitaban el trabajo y conseguían una mayor precisión en la delimitación del color. Se llamó “pochoir” y la empresa de Charles Pathé lo patentó años después con pequeñas modificaciones y la denominación “Pathécolor”.

foto-3-pathecolor

El Pathécolor desarrolla un invento de Segundo de Chomón.

El que iba a ser el primer gran magnate de la industria cinematográfica, Charles Pathé, había estado atento a la carrera de Segundo de Chomón. En 1900, además de explotar con éxito la calidad de su sistema de coloreado a mano en Francia, el turolense había puesto sus ojos en su país natal. Fundó la primera productora cinematográfica española y un taller especializado en la impresión de títulos en castellano para las películas extranjeras. Volcado con el desarrollo científico del sector, se atrevió también a pasar al lado creativo. Comenzó a realizar sus propios filmes, plagados de trucajes y efectos. De esta época son Choque de trenes (1902), Pulgarcito (1903) o Gulliver en el país de los gigantes (1904), donde experimentaba con la perspectiva y practicaba trucos de rodaje muy avanzados para la época.

Convertido en el más relevante cineasta del país, Chomón participó activamente en espectáculos teatrales que le sirvieron para experimentar las posibilidades del cine sonoro. Los actores ponían voz a las películas detrás de la pantalla. También probó a rodar temas costumbristas o históricos, como en Los héroes de los Sitios de Zaragoza (1905).

foto-4-sitios_chomon

Una secuencia de Los héroes de los Sitios de Zaragoza de Chomón.

Con este currículum creciente, el empresario Charles Pathé creyó que el español era la mejor opción para competir con el cineasta Georges Méliès, que estaba entusiasmando al público de toda Europa con sus películas fantásticas. En 1905 le contrató y puso a su disposición lo necesario para investigar e innovar en las películas. Durante años, Segundo de Chomón experimentó todo tipo de técnicas y las aplicó a distintas producciones. Fue el director, operador técnico o realizador de efectos especiales en filmes “fantasmagóricos” o “de transformaciones”, muy del gusto de la época. Pero también destacó en el terreno de la animación, utilizando muñecos articulados, sombras chinescas o transparencias con dibujos detrás de los actores. O en el desarrollo de la técnica “paso de manivela”, que consigue dotar a los objetos de vida propia y con la que realizó su película más importante como director, El hotel eléctrico (1908).

foto-5-hotel_electrico_chomon

El hotel eléctrico es la película más relevante de la filmografía de Chomón.

De esta etapa en la empresa Pathé Frères destaca su colaboración con el director Ferdinand Zecca. No sólo aplicó sus efectos especiales sino que, como operador, experimentó con los movimientos de la cámara. En Vida y pasión de Nuestro Señor Jesucristo (1907) aparece por primera vez el travelling, realizado conscientemente sobre una plataforma con ruedas. También son de Chomón los primeros planos cenitales.

En 1910, el realizador vuelve a Barcelona. Crea una sociedad con el empresario de variedades Joan Fuster que produce 37 películas de temática popular. Adapta sainetes y zarzuelas, sentando las bases del cine español más multitudinario con filmes como Los guapos o El puñao de rosas. Después de romper con Fuster, Segundo de Chomón consigue que la empresa Pathé ponga a su disposición un estudio a su medida, Ibérico, con el que rodará once películas entre 1910 y 1912. Son producciones más elaboradas, con guiones técnicos muy exhaustivos y tramas más complejas que incluyen flash back, flash forward o incluso acciones paralelas.

foto-6-segundo_de_chomon_02

Segundo de Chomón como actor en una de sus películas.

De la relevancia que había adquirido el aragonés en la industria cinematográfica da fe el fichaje por parte de Itala Film, la productora más relevante de Italia. Se cuenta que el contrato de Chomón era de estrella: mil liras al mes cuando los operadores mejor pagados estaban en tono a las 150 liras. Allí trabajó como operador y técnico en las películas del, por entonces, mejor director italiano, Giovanni Pastore. Participó en una de las obras cumbre del cine mundo italiano, Cabiria, y los críticos califican su trabajo como una “conquista del espacio” para el cine.

La primera Guerra Mundial (1914-1918) supuso un parón para el desarrollo de la cinematografía, pero Segundo de Chomón no dejó de investigar con el color. Junto al ingeniero suizo Ernest Zollinger, desarrolló un sistema de cine en color que fue premiado con la medalla de oro de la Exposición Internacional de Fotografía de Turín en 1924. Al parecer estaba trabajando en la aplicación de los rayos ultravioleta al cinematógrafo cuando le sorprendió la muerte, por una enfermedad cuando sólo tenía 57 años.

200px-cabiria_poster

El cartel de Cabiria, una de las películas italianas en las que participó Chomón.

Desapareció la persona, pero continuó su obra. El de Teruel queda como uno de los más importantes cineastas de la etapa muda del cine, contribuyendo al desarrollo de la técnica y definiendo el futuro lenguaje cinematográfico.

logo2

Anuncios
Categorías: Los aragoneses | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: