El Planerón de Belchite: reserva ornitológica

El campo de Belchite es una comarca llena de lugares destacados, historia y tradiciones. Hoy nos acercamos hasta allí para conocer uno de esos rincones, un lugar reservado para las aves y para sus amantes: el Planerón. A unos 15 kilómetros de Belchite encontramos este lugar, propiedad de SEO/Birdlife desde 1992, zona LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) e incluida en la red Natura 2000 que representa uno de los mejores espacios para conocer las aves esteparias. El entorno natural, pese a la aridez, es de gran belleza por lo que además de familias y ornitólogos, los fotógrafos también encontraran un gran aliciente para visitarlo.

Reserva Ornitológica de El Planerón. Fuente: http://www.seo.org/

El Planerón es una llanura endorreica flanqueada por muelas como La Lomaza formando un excepcional paraje estepario donde se ubican la Reserva Ornitológica de El Planerón, que hoy nos ocupa, y el Refugio de la Fauna Silvestre de La Lomaza. Un espacio abierto, de horizontes infinitos; con tonalidades cambiantes en función del momento del día, los yesos y arcillas del terreno o el agua caída ese año. Un lugar con grandes amplitudes térmicas, con demasiada poca sombra en verano, vientos y nieblas, pero que conforma uno de los entornos más especiales de todo Aragón.

La estepa de Belchite desde La Lomaza. Fuente: http://www.seo.org/

La reserva suma más de 700 hectáreas protegidas y en ellas encontramos un rico ecosistema con especies vegetales asociadas a suelos salinos y yesos. Pero las reinas del lugar son las aves esteparias. Como escribe Javier Blasco en su Guía de Aves de Aragón, este tipo de pájaros tienen colores habitualmente pardos, para confundirse en el paisaje, o aparecen en los machos solo en época nupcial. Además, son capaces de construir su nido en el suelo y están preparados para aprovechar los pocos recursos alimenticios que encuentren. Así, muchos son difíciles de ver y de reconocer por su pequeño tamaño y mimetismo con el terreno. El canto de estos pájaros será una característica muy importante en su observación y clasificación, poniendo también una adecuada banda sonora al lugar.

Alcaravan, una de las especies que habitan El Planerón. Fuente: http://www.seo.org/

Como nos explican desde SEO/Birdlife encontramos la colonia más numerosa de Alondra Ricotí o “Rocín” de toda Europa.  En épocas de cría podremos observar especies como las terreras, la Collalba Rubia, la Ganga Ortega o el Alcaraván. Durante la estación fría no será raro observar grandes bandos invernantes de especies como la Ganga Ibérica, la Calandria o la Terrera Marismeña. Junto a ellas, también podemos encontrar rapaces como el Águila Real, el Aguilucho Cenizo,  Pálido y Lagunero, el Cernícalo Vulgar y el Mochuelo Común.

Alondra Ricotí, una de las especies más numerosas de la reserva. Fuente: http://www.seo.org/

Otro de los atractivos del espacio es la presencia de una balsa que da nombre a la reserva y que aumenta la importancia del lugar como hábitat para las aves. Así, además de los ya nombrados, acuden a beber los pájaros del entorno y sirve de punto de reposo a una gran variedad de aves que surcan los cielos aragoneses en sus pasos migratorios. Allí pueden verse de forma puntual avetoros, cigüeñas negras, tarros blancos o bisbitas gorgirrojos. Los patos de superficie también son muy frecuentes, sobre todo, en invierno.

Balsa de que da nombre al lugar, El Planerón. Fuente: http://www.seo.org/

Suelos y otros habitantes

La vegetación que encontramos es esteparia y por lo tanto está adaptada a suelos pobres y, en ocasiones, salinos. Al ser las estepas espacios muy abiertos donde llueve de forma irregular, las plantas han desarrollado sistemas de protección contra los vientos, las altas temperaturas y la escasa disponibilidad de agua. Así, las especies que encontramos no son muy altas, suelen crecer lentamente y están adaptadas a los suelos salinos, de arcillas y de yesos. En cuantos a otros animales, podemos encontrar algún tipo de sapo, reptiles y pequeños mamíferos como conejos, liebres o zorros.

Ejemplar de Terrera Marismeña. Fuente: http://www.seo.org/

La Visita, primero al Centro de Interpretación de las Estepas

La Reserva está perfectamente acondicionada para realizar una estupenda visita con toda la familia. La recomendación que nos realizan es que visitemos primero el Centro de Interpretación de las Estepas del Valle del Ebro “Adolfo Aragües” situado en Belchite. Allí encontraremos una exposición didáctica, tienda de regalos y toda la información para realizar la visita. Además, realizan actividades didácticas para escolares y/o grupos. Antes de ir conviene informarse de horarios de apertura en los teléfonos: 976 830 771 o 976 373 308, o en la web http://www.elplaneron.org/.

Interior del Centro de Interpretación de las Estepas del Valle del Ebro “Adolfo Aragües”. Fuente: http://www.geoturismo.es

Para realizar la visita a la reserva desde SEO/Birdlife nos plantean dos itinerarios. El primero tiene un acceso más fácil y está recomendado para aquellos visitantes que quieran adquirir una visión global del paraje. Desde Belchite, por la carretera hacia Codo y Quinto, encontraremos señalizado el aparcamiento. Después, el camino nos llevará a los cabezos más próximos y podremos observar distintos estados de conservación del espacio natural. Como siempre en estos casos, se recomienda el amanecer o el atardecer. Para el segundo recorrido habrá que tomar una pista que une los pueblos de Codo y Quinto de Ebro y extremar la precaución con el medio en el que estamos.

Plano de la Reserva Ornitológica del Planerón. Fuente: http://www.seo.org/

La época recomendable es primavera y otoño. Dicho esto cualquier época es buena para acercarnos con toda la familia, aunque en verano habrá que tener cuidado con las altas temperaturas y los más pequeños. Además de agua, protección para el sol y calzado cómodo, no olviden los prismáticos para la observación de aves. ¡Seguro que tienen suerte!

Terrenos cultivados en las estepas de Belchite. Fuente: http://www.seo.org/

Aprender a conocer lo que nos rodea y descubrir el potencial medioambiental de los diferentes paisajes que dibujan lo que es Aragón es la base para seguir disfrutando con una diversidad envidiable. El Planerón de Belchite es uno de esos ejemplos que merece la pena conocer. El objetivo de conservación y de puesta de valor de este espacio natural conjuga a la perfección con un nuevo polo de desarrollo turístico como es la ornitología.

Anuncios
Categorías: Paisajes y comarcas | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: