La Bolsa de Bielsa

La Guerra Civil española (1936 – 1939) y la larga dictadura franquista posterior determinaron el siglo XX en España. La contienda duró tres años y tuvo en Aragón alguno de sus episodios más importantes, como la toma de Belchite o la batalla de Teruel. Además, en los últimos años se han llevado a cabo iniciativas vinculadas al pasado bélico como la ruta Orwell en Monegros. Hoy vamos a recordar otra de esas historias, nunca olvidada del todo. Nos vamos hasta el norte de Aragón, hasta Sobrarbe, para contar lo que pasó en La Bolsa de Bielsa; una historia de guerra, de resistencia y de huida a Francia.

El paso por el puerto Viejo hacia Francia. Fuente: https://recurut.eu

La Bolsa de Bielsa fue la resistencia de los últimos combatientes por la República en nuestra comunidad, consiguieron resistir más de dos meses tras la caída del frente de Aragón en los valles del Cinca y el Ara rodeados de tropas enemigas y con equipamientos militares muy inferiores.

Civiles y militares en la frontera francesa. Feunte: https://recurut.eu

En junio de año 38, esos últimos soldados republicanos cruzaron el puerto Viejo de Bielsa hasta Francia. Antes lo habían hecho civiles belsetanos huyendo de la guerra. Este éxodo de miles de personas quedó descrito en la edición de un libro documental titulado “La Bolsa de Bielsa. El puerto de hielo”, donde se cuenta, mezclando testimonios reales con teatralizaciones, esta historia de resistencia primero y huida a Francia después.

Puedes ver el video “La Bolsa de Bielsa. El puerto de hielo” pinchando este enlace: https://www.youtube.com/watch?v=rLDrKzxOT9E

 

La resistencia de la 43ª división

Tras el golpe de Estado que inició la guerra, Aragón quedó partido en dos. La parte occidental, incluyendo las tres capitales de provincia, quedarían bajo control de los franquistas, y la parte oriental bajo control republicano. Con el control del norte de la Península, el ejército sublevado inició en marzo del año 1938 una gran ofensiva contra el frente de Aragón, el cual se derrumbaría en tres semanas. Solo resistió la 43ª división, que se retiró a la línea fortificada del Cinca, en el norte de Huesca, y se atrincheró allí más de dos meses, rodeado por todas partes de tropas enemigas, en los valles del Ara primero y del Cinca y el Cinqueta después. Comenzaba la Bolsa de Bielsa.

Organización de la evacuación. Fuene: http://www.bielsa.com

Los 7000 soldados estaban mandados por Antonio Beltrán Casaña, el Esquinazau, un aragonés de Canfranc, que moriría en México en 1960 tras una azarosa vida. El objetivo era resistir y esperar ayuda desde las posiciones catalanas, un apoyo que nunca llegó. En abril comenzaron a evacuar a las mujeres, ancianos, heridos y niños. El ejército franquista bombardeaba con aviones italianos y alemanes mientras que en la prensa republicana el Esquinazau y sus hombres eran tratados como héroes. El 15 de mayo el presidente del Gobierno, Juan Negrín, y el jefe del Estado Mayor Central, general Vicente Rojo, visitaron sus posiciones.

Civiles y militares en la frontera francesa. Fuente: https://recurut.eu

Pero la resistencia a largo plazo era inviable. Los republicanos solo contaban 7.000 soldados y cuatro cañones frente a los 14.000 soldados, 30 cañones y el importante apoyo aéreo del bando franquista. La madrugada del 16 de junio los últimos hombres del Esquinazau abandonaron Bielsa, la resistencia había acabado.

Antonio Beltrán Casaña, el Esquinazau, al mando de la 43ª División de Ejército Republicano. Fuente: https://es.wikipedia.org

¿Y al otro lado qué? Al otro lado de la frontera, los campos de refugiados para los civiles y para los combatientes de la 43ª o la vuelta a España para seguir con la guerra un año más: la mayoría elegiría la guerra antes que entregarse al ejército de Franco. Tras la caída de Cataluña, muchos volverían a salir por la frontera francesa. Algunos se quedaron en el país galo y siguieron en guerra contra las potencias fascistas; otros volvieron a sus pueblos, encontrándose la destrucción, el hambre y la represión.

Civiles en la frontera francesa. Fuente: https://recurut.eu

La destrucción de Bielsa

Bielsa, su resistencia y su destrucción, es el símbolo de la guerra civil en el Alto Aragón. Como explica Alberto Sabio en el libro documental antes citado la destrucción fue casi total, “tanto por los bombardeos directos como por los incendios subsiguientes”. Pero las ruinas se extendían por todo el valle del Cinca, Lafortunada o Salinas, y por localidades del vecino valle del Ara, como Broto o Sarvisé. El Ayuntamiento de Bielsa, hoy uno de los edificios más característicos de la localidad, comenzó a reconstruirse en 1943 y para ello se tomó como referencia la imagen que aparecía en una pequeña caja de cerillas.

Bielsa al finalizar la guerra. Fuente: http://www.bielsa.com

El Museo de Bielsa

El edificio del consistorio alberga el Museo de Bielsa. Organizado en tres partes es una de la joyas que nadie que visite la zona se puede perder. En la planta baja encontramos un espacio dedicado al entorno natural: Bielsa y su territorio. En la segunda, nos cuentan la historia de la Bolsa de Bielsa, narrada de forma accesible y didáctica, un recorrido que provocará la emoción de todo aquel que se acerque. La segunda planta es el espacio etnográfico, dedicado a la casa tradicional y a una de las fiestas más importante de la localidad: el carnaval.

Difícil paso hacia Francia por el puerto Viejo. Fuente: https://recurut.eu

La parte dedicada a la Bolsa describe el hecho desde el punto de vista de la resistencia militar, pero también desde la tragedia que supuso para centenares de belsetanos: ver la destrucción de su municipio, el difícil paso de la frontera y, para algunos, el exilio. Las imágenes son sobrecogedoras: mujeres, niños y ancianos cruzando entre la nieve hasta llegar al otro lado de la frontera. Muchos de ellos con maletas y hatillos que resumían una vida.

Plaza Mayor de Bielsa. Fuente: http://www.bielsa.com

El Museo cuenta con una gran cantidad de documentos, fotografías, cuadros explicativos y un audiovisual que nos permite conocer este pedacito de la historia de Aragón. Una tragedia que no podemos olvidar.

Categorías: Claves de la Historia, Historia y Arte | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: