El pinsapar de Orcajo

Hoy nos vamos de excursión.  Recorrer Aragón es, a veces, recorrer el mundo. Y hoy es una de esas ocasiones. En un rincón de la comarca Campo de Daroca encontramos un pequeño bosque de pinsapos, un tipo de abeto que nos situará en latitudes nórdicas. Un pequeño paseo nos permitirá conocer este singular paraje de gran riqueza micológica, paisajística y ornitológica. Además, desde el 2018, está inscrita en el Catálogo de árboles y arboledas singulares de Aragón.

El pinsapar de Orcajo es una de las arboledas más curiosas de Aragón. http://turismo.comarcadedaroca.com/

Abetos andaluces en Aragón, una repoblación de éxito.

La ruta propuesta parte del pueblo de Orcajo y llega hasta el pinsapar. Si se tienen ánimos de seguir, se puede continuar la salida hasta la ermita de San Nicolás y subir hasta el pico Mojón Blanco, que ofrece una magnifica vista del entorno. A lo lejos, descubriremos una hermosa panorámica de la laguna de Gallocanta. Si optamos por la opción más larga, recorreremos unos 10 kilómetros con un desnivel de hasta 625 metros.

Panorámica de la Sierra de Santa Cruz. http://turismo.comarcadedaroca.com/

El municipio de Orcajo se encuentra en la comarca Campo de Daroca (Zaragoza), a 95 kilómetros de la capital. Cuenta con poco más de 50 vecinos y en su casco destacan varias casonas típicas, ermitas y la iglesia de San Bartolomé, un tempo barroco de los siglos XVII y XVIII.  Aquí empezará nuestro paseo.

Iglesia de San Bernabé en Orcajo: Fuente: comarcadedaroca.com

El gran protagonista de hoy será el pinsapo (abies pinsapo), también conocido como abeto andaluz, porque es un tipo de especie poco presente en nuestras latitudes: solo la encontramos, además de en Aragón, en las sierras de Ronda y Grazalema y en algunas montañas de Marruecos.

Ejemplar de pinsapo. Fuente: https://pinsaparorcajo.wordpress.com

Hasta nuestra comunidad llegó por una repoblación con varias especies de pinos y este tipo de abetos a comienzos del siglo XX, en un entorno propicio para su desarrollo. Un espacio de unas quince hectáreas, en el monte de Fuentes del Villar, con una altitud media de 1200 metros, en la falda norte de la sierra de Santa Cruz. Como destacan los expertos, el crecimiento de los ejemplares, de hasta 15 metros, y la regeneración de los mismos ha sido asombrosa. Estos ejemplares son fácilmente distinguibles por sus hojas, llamadas acículas. Y seguro que nos evocará una navidad nórdica en Aragón.

Conos masculinos del pinsapo

Abetos, ermitas y vistas panorámicas

La Ruta lineal que sale desde la plaza Mayor de Orcajo termina en el pico Mojón Blanco, y son unos diez kilómetros (solo ida). El pinsapar lo encontraremos en la primera parte de nuestra caminata, por lo que el visitante podrá dar un paseo por este bosque de coníferas y volver al pueblo o seguir hasta el final de la ruta. La senda es el PR-Z 60.

Algunos de los ejemplares llegan a medir 15 metros. Fuente. http://turismo.comarcadedaroca.com/

Saliendo del pueblo encontraremos, junto a un cruce, el peirón de la Pilarica, uno de los cuatro peirones del municipio. Deberemos tomar la pista forestal de la derecha, una senda que discurre entre carrascales, olivos y campos de cereal. Poco a poco vamos dejando atrás el núcleo de Orcajo y, de vez en cuando, merece la pena volver la vista atrás para contemplar las bonitas vistas del pueblo.

Panorámica de Orcajos. Fuente: https://pinsaparorcajo.wordpress.com

Nuestro camino discurre entre una fuente y su merendero, colmenares abandonados y  varios corrales. El pico de Santa Cruz y el cerro Berrocal ganan presencia y se empiezan a adivinar los primeros pinsapos. Una vez que lleguemos a una paridera, nos adentraremos en el pinar. A partir de aquí el sendero gana pendiente y el terreno se hace más abrupto.

Panorámica del pinsapar. Fuente: http://turismo.comarcadedaroca.com/

Abetos de navidad nórdica en Aragón

Como hemos contado, la ruta sigue el PR-Z 60. Está bien señalizada y se sigue con facilidad. Como siempre, recomendamos llevar comida y agua, protección para el sol y un buen calzado.  El terreno se ondula en lomas cultivadas, cambiar los colores, crece el encanto. Llegamos a un cruce, nuestro objetivo está a la izquierda: el pinsapar de Orcajo.

Ejemplares de pinsapos adultos y jóvenes. Fuente: https://pinsaparorcajo.wordpress.com

Solo falta la nieve para imaginarnos una navidad nórdica o una aventura en busca de la casa de Papá Noel. Abandonamos el sendero para perdernos un momento en el pinsapar y admirar sus formas piramidales en los más jóvenes, sus hojas características o sus alturas de más de 15 metros. Un curioso tesoro natural en la frontera entre las provincias de Zaragoza y Teruel, muy cerca de esa joya que es la laguna de Gallocanta.

Una repoblación de comienzos del siglo XX provocó la llegada de esta especie. Fuente: https://pinsaparorcajo.wordpress.com

Subida hasta el pico Mojón Blanco

Abandonamos el pinsapar con el objetivo de llegar hasta los 1300 metros del Mojón Blanco, uno de los puntos más alto de la sierra de Santa Cruz. Retomamos la pista y, tras dejar atrás el bosque de abetos andaluces, en el cruce, continuamos por la pista de tierra de la izquierda. Poco después, llegaremos a la ermita de San Nicolás. Un bueno lugar para parar y tomar fuerzas.

Ejemplares de pinsapo y de pino. Fuente: https://pinsaparorcajo.wordpress.com

Desde la ermita, seguimos las indicaciones hacia el sureste. El camino asciende hasta el collado, donde tomaremos el camino de la izquierda para seguir subiendo hasta lo más alto. La ladera norte que hemos recorrido contrasta con la ladera sur que contemplamos, poblada de matorrales (tomillos y aliagas) y alguna carrasca. Las vistas son extraordinarias, divisamos los campos de Santed y, al fondo, la laguna de Gallocanta.

El pinsapar forma parte del Catálogo de árboles y arboledas singulares de Aragón. Fuente: https://pinsaparorcajo.wordpress.com

Tras un esfuerzo final, llegamos al pico Mojón Blanco. Ahora toca regresar, ver las fotos y contar el paseo. ¿Se animan?

Categorías: Paisajes y comarcas | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “El pinsapar de Orcajo

  1. El pinsapo está bien, ahora: ¿Qué tal se da el pino piñonero, que es cosa de mucha sabrosura?

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: