El parque escultórico de Hinojosa de Jarque

“El arte nos devuelve la dimensión del hombre, la mujer en el cosmos. Hierros, piedras levantadas a la memoria de los pueblos por escultores del mundo, queriendo captar la vida y el espacio en Hinojosa de Jarque”. Así se cuenta qué es el Parque Escultórico de Hinojosa de Jarque en una de las páginas web que hace referencia a este proyecto. En la llanura entre algunas de las cumbres más altas de la provincia que es la Val de Jarque, en una de las poblaciones que conforman la comarca de Cuencas Mineras, se apostó hace 20 años por la escultura como revulsivo turístico.

La escultura “Canto al Sol” con Hinojosa de Jarque al fondo. Fuente: Teruelandia

Hoy nos encontramos con 36 esculturas de gran formato, con diferentes estilos y materiales. Están al aire libre, en el núcleo urbano o en sus alrededores. El objetivo, además de llamar la atención y dar un motivo a los visitantes para parar y conocer el lugar, era plasmar las historias, vivencias, mitos y leyendas de los pueblos a través de la escultura. Por eso la iniciativa se denominó “A la memoria de los pueblos”. Se gestó en los años 90 y cristalizó entre 1996 y 1999.

Florencio de Pedro

El ideólogo e impulsor del Parque Escultórico fue el escultor hijo del pueblo Florencio de Pedro Herrera. Nacido en Hinojosa de Jarque en 1955, tomó estudios técnicos en Teruel y Zaragoza, así como formación en cerámica y grabado en Olot, Gerona. Profesor en el Instituto Politécnico Corona de Aragón de Zaragoza, es el creador de varios monumentos públicos en distintos pueblos y ciudades. Como el monumento que conmemora la Constitución en Zaragoza, formado por tres pirámides de metal que rodean una esfera de bronce y que vemos al comienzo del Paseo de la Constitución, en la intersección con Plaza Paraíso.

El escultor Florencio de Pedro fue impulsor del Parque. Fuente: Asociación aragonesa de Críticos de Arte.

Como escultor, a Florencio de Pedro se le define como “abstracto con algún detalle figurativo”. Domina todos los materiales y parte del dibujo para realizar una futura escultura. Utiliza materiales tan diversos como el cristal, mármol, plomo, acero, alabastro o aluminio. Se dice que pone “énfasis en la geometría” o que tiene “un gran sentido del volumen”.

En 1996, la Asociación Cultural “La Huerta” de Hinojosa de Jarque organiza un Simposio de Escultura contando con la idea y la experiencia de su paisano escultor y la colaboración de todos los vecinos y del Ayuntamiento. El objetivo ya es, fruto de muchas reflexiones comunes, la creación del Parque Escultórico al aire libre.

La obra “Espiral de Luna” de Florencio de Pedro en Hinojosa de Jarque. Fuente: http://www.teruelenimagenes.blogspot.com

El Simposio de Escultura 

Los escultores que iban a participar en el primer simposio de escultura fueron seleccionados por la propia asociación “La Huerta”, atendiendo a los contactos y la experiencia de Florencio de Pedro y con el apoyo técnico del Parque Cultural del Maestrazgo. Se les propuso participar en un taller internacional durante diez días de agosto, donde deberían dar forma a esculturas dedicadas “A la memoria de los pueblos” con temas basados en mitos y leyendas propias del ámbito rural. Ya desde el comienzo se marcó el objetivo de organizar cuatro simposios con ocho escultores cada año, que serían suficientes para dar forma al proyecto completo.

Durante esos años, los artistas que desembarcaron en Hinojosa de Jarque vinieron de toda España y del extranjero. En la Gran Enciclopedia Aragonesa de El Periódico de Aragón, bajo la acepción “Escultura”, se recogen todos los nombres de los y las escultoras que participaron. El propio Florencio De Pedro creó una obra el primer año: “Espiral de Luna”, dedica al mito del reloj de luna y levantada sobre una loma que domina el pueblo, al otro lado de la carretera. Además, hubo que sumar iniciativas populares fuera del Simposio, como las de Julio Pérez y Jesús Hernández o Pedro Jarque Villarroya.

Una escultura con la Iglesia de Hinojosa de Jarque al fondo.

Durante los veranos de 1996 a 1999, los artistas que fueron creando el complejo escultórico al aire libre disfrutaban de la hospitalidad de los vecinos, durmiendo incluso en casas particulares donde les daban también de comer y beber. La experiencia era completa y permitía a los escultores empaparse del espíritu de un pueblo empeñado en convertir su paisaje en un museo. La inspiración, sus diferentes formas de asumir la filosofía de la propuesta, les llevó a crear todo tipo de piezas con distintos materiales, en su mayor parte contemporáneas y muy diferentes entre sí.

Las necesidades económicas del proyecto se pudieron conseguir, año a año, con pequeñas aportaciones de las instituciones autonómicas y provinciales, las entidades de ahorro y, sobre todo, por la aportación del Centro para el Desarrollo del Maestrazgo a través del programa LEADER II de fondos europeos para el medio rural.

Las esculturas están tanto dentro como alrededor de la población. Fuente: Comarca Cuencas Mineras

Gestión municipal y asociativa

Hoy el Parque Escultórico de Hinojosa de Jarque lo componen 36 esculturas de gran formato. Se gestiona a través del ayuntamiento con la ayuda de la Asociación “La Huerta” y la colaboración de dos guías locales con quienes se puede contactar para recorrer los lugares donde se ubican las obras. Además, existe una sala de exposiciones en la que se exponen las maquetas de las esculturas y se ofrece información sobre otros monumentos de interés que existen en la localidad.

De hecho, si concertamos una ruta para recorrer el Parque Escultórico con guía podremos también visitar la ermita Virgen del Pilar, una curiosa estructura de planta octogonal declarada Bien de Interés Cultural, o la capilla de San Joaquín. También se realizan visitas con asociaciones y centros educativos.

“La botarga” es una de las tradiciones locales convertidas en escultura.

Si quieren recorrer todas las esculturas del Parque por su cuenta, podrán hacerlo por los senderos que circundan el municipio. El recorrido a pie dura unas dos horas y media y se encontrarán con obras dedicadas a tradiciones locales como “La botarga”, a costumbres extendidas por el mundo rural como “La noche de San Juan” o el tiro a la soga en “Par de opuestos”, a leyendas como “A la bruja”, a la vida en el pueblo como “La barda de mi infancia” o a la naturaleza como “Metamorfosis”. También veremos figuras de animales como el “Alacrán” o un canto a la libertad concretado en la escultura “El hombre de hoy”.

El “Alacrán” de Julio Pérez y Jesús Fernández en el Parque Escultórico.

Estas referencias son solo un ejemplo de lo mucho que se ve y sorprende cuando se camina por Hinojosa de Jarque y sus alrededores. Los vecinos siguen cuidando de esas esculturas de forma particular, procurando que las hierbas y los elementos no se ceben con ellas. Están orgullosos de su Parque, del que dicen “es un tesoro artístico que define la imagen del pueblo” y afirman que las esculturas siguen siendo un reclamo para visitantes y, siempre, una sorpresa agradable para quien las ve.

Categorías: Paisajes y comarcas | Deja un comentario

Navegador de artículos

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: