El Real Monasterio de Santa María de Sigena

Escondido en la provincia de Huesca, entre el río Alcanadre y la población de Villanueva de Sigena, encontramos el Monasterio de Santa María de Sigena. Poco nos queda del antiguo esplendor del conjunto fundado a finales del XII, aunque la iglesia, el panteón real y su bella portada románica, bien merecen una visita. Sigena es el paradigma del arte en Aragón: destrucción, abandono y expolio. Para admirar una de sus obras más valiosas, las pinturas de la sala capitular, lamentablemente, el viajero tendrá que recorrer unos kilómetros más, hasta Barcelona, donde permanecen en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

 

MONASTERIO 1

Real Monasterio de Santa María de Sigena. Fuente: http://www.patrimonioculturaldearagon.es/

 

Fundación y apogeo

Santa María  de Sigena (o Sijena) fue fundado por la reina doña Sancha de Castilla, esposa del monarca aragonés Alfonso II, hacia 1188. La Corona necesitaba establecer un centro de poder en la zona de Monegros, y el lugar era un punto de paso obligado en los caminos que llevaban desde Huesca o Barbastro al Ebro, Fraga y Lérida.

Al parecer también sumó en la elección del lugar, la aparición de la virgen, optándose así por un lugar pantanoso y poco recomendable, a priori, para un cenobio. El monasterio se convirtió pronto en un lugar importante en la economía y administración aragonesas. Sigena, como otros monasterios aragoneses fundados en la misma época, cumplió una importante función repobladora, siendo la administración del monasterio y de todos sus dominios encomendada a la Orden de San Juan de Jerusalén, posteriormente conocida como la Orden de Malta. En este contexto, el monasterio de Sigena no fue solamente un lugar de recogimiento y oración, sino también un foco de poder administrativo desde el que las monjas, con su priora a la cabeza, ejercían su poder feudal sobre los habitantes de la zona. Los dominios del señorío de Sigena llegaron a extenderse a lo largo de más de 700 km2.

PORTADA

Portada románica con las 14 arquivoltas. Fuente: http://www.turismolosmonegros.es

Pero la relación entre el reino y el monasterio no se limitó a la economía o la repoblación, sino que acogió tras sus muros a un buen número de reinas y princesas, así como a hijas de familias nobles. Sirvió de depósito de una parte del tesoro real y como archivo monástico durante los siglos XIII y XIV. Fue también panteón real y su claustro sirvió de lugar de enterramiento de reyes, reinas e infantas de Aragón, destacando la sepultura de la reina doña Sancha o la de Pedro II. Gracias a los importantes donativos que recibió, se convirtió en uno de los monasterios más ricos y bellos del reino.

SIGENA GRABADO

El monasterio de Sigena. Grabado de Parcerisa publicado en: Recuerdos y bellezas de España. Aragón (1844).

El final del esplendor y la destrucción en la Guerra Civil.

 Con el Compromiso de Caspe (1412) y la llegada de la casa de Trastámara a la Corona de Aragón, se rompió el nexo de unión entre el monasterio y las clases altas del reino. Aun así, hasta principios del siglo XIX, el señorío de Sigena continuó existiendo con relativa normalidad. En esa centuria se produjeron dos hechos clave en la historia del monasterio: El saqueo por parte de las tropas francesas de algunas de las estancias de Sigena durante la guerra de la Independencia (1808-1814) y la desamortización de Mendizábal de 1836. Al final, la venta se declaró nula y la vida comunal y religiosa prosiguió gracias a limosnas y donaciones.

sala capitular

Pinturas de la Sala Capitular, hoy en Barcelona. (GALIAY, Archivo del Gobierno de Aragón). Fuente: http://www.patrimonioculturaldearagon.es

Y ya en el siglo XX, durante la Guerra Civil, el monasterio de Sigena fue incendiado y saqueado por una columna de anarquistas que se dirigían al frente de Huesca. Prácticamente todas sus estancias, a excepción de la iglesia románica y el panteón real, fueron arrasados por el incendio. Muchas de las obras de arte del cenobio fueron destruidas, mientras que otras desaparecieron o fueron seriamente dañadas y las tumbas reales fueron profanadas.

PINTURAS A BARCELONA

PINTURAS A BARCELONA. Trabajo de retirado y traslado a Barcelona de las pinturas de la Sala Capitular tras el incendio en 1936.

La dispersión del arte del monasterio continuó y 96 piezas fueron vendidas por las religiosas de la Orden de Jerusalén a la Generalitat de Cataluña entre 1983 y 1994. La venta se hizo en dos fases y su importe ascendió a más de cien millones de pesetas. Entre las piezas enajenadas hay arcas funerarias, alhajas, tallas de madera y otros objetos de ajuares litúrgicos y domésticos. Hoy pueden verse en el Museo Diocesano de Lérida y en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona).

El monasterio hoy

Del antiguo monasterio hoy sólo se conserva el templo y una pequeña parte del claustro, en torno al cual se distribuían originalmente el resto de las dependencias monacales, además del palacio prioral, situado en el suroeste. Entre estas dependencias destacaba la sala capitular, cubierta por una techumbre mudéjar y decorada con un interesantísimo conjunto de pintura mural del siglo XIII con escenas del Nuevo y del Antiguo Testamento, que la convirtieron en una auténtica Biblia pictórica que explicaba la historia de la humanidad desde el Pecado Original hasta la Salvación. Actualmente se conserva en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona) en calidad de depósito, a donde fueron llevadas tras la Guerra Civil por el equipo de Josep Gudiol,  y donde se produjo un intenso trabajo de restauración y conservación. El Gobierno de Aragón reclamó el verano pasado la devolución del conjunto.

MNAC

Exposición de las pinturas románicas de la Sala Capitular de Sigena en Barcelona. Fuente: http://www.museunacional.cat

El templo está realizado totalmente en sillar y consta de nave única con crucero y cabecera triple. El crucero presenta adosado al brazo septentrional el citado panteón real y al meridional una maciza torre de planta cuadrada. En su fachada sur se conserva su imponente portada de estilo románico, abocinada por catorce arquivoltas acabadas en 26 columnas cilíndricas. La portada fue ordenada construir por Jaime I por parecerle pequeña la primitiva puerta de entrada a la iglesia, aunque la obra no se ejecutaría hasta el reinado de Pedro III (1282).

CLAUSTRO

Claustro recuperado. Fuente: http://www.turismolosmonegros.es

 En 1985 una orden de origen francés, las Hermanas de Belén y de la Asunción de la Virgen y de San Bruno se establecieron en el monasterio y, en la actualidad, todavía viven unas cincuenta religiosas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Monasterio de Sigena. Fuente: http://www.turismolosmonegros.es

Visitas

A finales del año 2004, se iniciaron las obras de rehabilitación de algunas de las estancias más emblemáticas del monasterio (esencialmente su claustro, el primitivo dormitorio, y los muros y torres exteriores) que todavía continúan. Hoy el Real Monasterio de Santa María de Sigena continúa siendo un centro espiritual abierto al público los sábados de 12.30h a 16.00h. Conviene, como siempre, asegurarse de los horarios en el teléfono 974 57 81 58. Pero Sigena es algo más. Hoy sus muros desnudos son el recuerdo de un pasado que se fue y que podemos intuir visitando otros lugares, como los museos catalanes donde encontramos algunas de las joyas artísticas de Sigena.

LOGO DE PRESIDENCIA AUTORIZADO EL 12 DE JULIO 2013

 

Anuncios
Categorías: Historia y Arte, Joyas del Patrimonio | 14 comentarios

Navegador de artículos

14 pensamientos en “El Real Monasterio de Santa María de Sigena

  1. LUIS HER

    fue una venta ilegal las monjas no eran las propietarias no podian vender algo que no era suyo

  2. Victor CASTAN

    La cosa es tan sencilla como acatar las sentencias judiciales y devolver los bienes a sus legítimos dueños. ¿ Se pagó algo de verdad ?. Creo que no consta en ningún sitio.

  3. Anónimo

    El Govierno de Aragón abandona el monasterio a su suerte, las monjas venden las obras de arte para salvarlas de la destrucción a Barcelona, ¿donde esta el delito?

  4. Anónimo

    Vista la tecnología utilizada para “retirar” las pinturas, con la actual seria facil devolver a Aragón lo que lie pertenece.

  5. Pingback: ARTE ESENCIAL EN EL MONASTERIO DE SIGENA (I): ARQUITECTURA – IDENTIDAD Y PATRIMONIO. EL MONASTERIO DE SIGENA

  6. carlos

    Que tontos somos los aragoneses,somos pocos y nada unidos, nos roban y no protestamos nunca,asi nos va.

    • Anónimo

      en el articulo dice que fueron vendidos por las monjas de la Orden a la Generalitat de Catalunya por cien millones de pesetas…. si eso es robar…….

  7. Anónimo

    Es patético lo que ocurre en nuestra querida región. No sabemos defender nuestros derechos sobre algo que nos expoliaron fraudulentamente y para mas “inri” si queremos contemplar nuestro arte, pinturas y demás, tenemos que gastarnos un dinero en los museos de Lérida y Barcelona… pues bien yo creo que esto solo tiene un verbo… ROBAR.

    • Anónimo

      Dos cosas, si no hubieran sacado las pinturas, se habrían destruido todas en el incendio, dos si viajamos a Barcelona y a Lleida para ir al médico, porqué no lo podemos hacer para ver el arte.

      • Mangurryan

        Al medico se va pagando

      • MARIAPAZ VALLEJO MATIA

        Una: las reclamamos porque son nuestras y tienen que estar aqui. Dos: porque no nos gusta que nos roben y despues nos tomen por tontos

    • Anónimo

      Tu hubieras preferido que terminasen quemandose antes que ir a parar a las manos de los catalanes.
      En la columna Durruti tambien había aragoneses, castellanos… En fin anarquistas poco respetuosos con la iglesia

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: